Tensión en Mieres por la ordenanza de animales de compañía: «Es una caza de brujas»

Nel Oliveira
Nel Oliveira REDACCIÓN

ASTURIAS

Uno de los perros del albergue de Mieres
Uno de los perros del albergue de Mieres

Varias sanciones y «una normativa muy abusiva» han desatado el malestar vecinal. «No va en contra de los perros ni de los dueños», argumentan desde el Ayuntamiento

23 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La nueva ordenanza municipal reguladora de tenencia de animales de compañía de Mieres, sumada a un total de nueve multas desde que entrara en vigor el pasado mes de marzo, ha desatado la tensión en la localidad. Varios vecinos han mostrado su malestar contra la normativa, por la que han sido sancionados con 300 euros de multa. «Nos parece que es una normativa muy abusiva», denuncia Patricia Muñoz, presidenta de la Asociación Gatos de Mieres.

Uno de los casos particulares es el de Juan Santos, al que sancionaron con dicha cantidad por pasear a su perro en una calle aledaña al Parque Jovellanos. Otro caso concreto es el de su vecina Pilar Martínez, que recibió homóloga sanción por soltar un instante a su perro para que fuera a beber a una fuente situada unos metros más adelante, a primera hora de la mañana. «Nos están señalando en vez de intentar una buena convivencia entre los que tenemos perro y los que no lo tienen. Es una caza de brujas», clama Patricia Muñoz.

Hay un punto concreto del reglamento que ha sido el desencadenante de este tira y afloja entre vecinos y Gobierno municipal: el artículo 6, en su apartado «G». En él se prohíbe «el acceso de animales a parques con zonas de juego infantiles y cualquier lugar destinado a usos recreativos para niños, piscinas y otros recintos fuera de las zonas habilitadas al efecto». Sobre él, Patricia Muñoz apunta que «está redactado de tal manera que lleva a confusión. Depende de la percepción que tenga cada uno te pueden sancionar o no». En este sentido recalca que «la normativa dice que solo puedes tener al perro en las zonas habilitadas al respecto. Entonces, realmente no puedes pasar por ningún sitio que no esté habilitado, así que tendrías que llevar al perro en brazos hasta el parque de perros, ¿no? Lógicamente esto no es así, pero según está redactado eso parece».