Asturias se tiñe de arcoíris para reivindicar los derechos del colectivo LGTBI

Esther Rodríguez
Esther Rodríguez REDACCIÓN

ASTURIAS

Diversas organizaciones, administraciones y asociaciones públicas han llevado a cabo actividades para clamar por esta desigualdad social

28 jun 2021 . Actualizado a las 18:46 h.

A pesar de que en las últimas décadas se han aprobado leyes en las que se extienden los derechos humanos a las personas homosexuales, transexuales, bisexuales y transgénero, todavía hay individuos que aún sufren discriminación social e incluso violencia por su orientación sexual o identidad de género. Por eso, como cada año, Asturias se ha teñido de arcoíris para exigir los derechos del colectivo LGTBI. Organizaciones, administraciones y asociaciones públicas han unido sus voces para clamar contra esta desigualdad y han llevado a cabo actividades de sensibilización, concienciación y reivindicación.  

Desde ayer y por primera vez en 40 años, la Presidencia del Principado se iluminó con los colores de la bandera arcoíris, «símbolo de la diversidad, apoyo al colectivo LGTBI y el derecho de las personas a amar a otras de su mismo sexo», señala el presidente asturiano Adrián Barbón en su twitter personal. Además, Asturias  ha puesto en marcha el Observatorio LGTBI. La consejera de Presidencia del Gobierno asturiano, Rita Camblor, ha puesto de manifiesto la necesidad de crear este instrumento para combatir la «LGTBIfobia» en el Principado y ha anunciado la próxima puesta en marcha de un teléfono de atención a las víctimas.

También el Ayuntamiento de Llanes y el de Belmonte de Miranda lucen desde hoy la bandera arcoíris y además ambos se ha adherido a la Declaración Institucional de la FEMP sobre «Los derechos LGTBI son y serán siempre derechos humanos», sumándose de esta forma al compromiso con la igualdad, la universalidad de los derechos y la condena firme de cualquier tipo de discriminación. De la misma manera, en el consistorio local de Cangas del Narcea se ha colocado la insignia del colectivo LGTBI.