La periodista asturiana que sospecha haber sido espiada por Marruecos

Juan M. Arribas

ASTURIAS

La periodista asturiana Sonia Moreno
La periodista asturiana Sonia Moreno

19 jul 2021 . Actualizado a las 20:28 h.

Es un escándalo mundial y tiene también su derivada asturiana. Cerca de 200 periodistas de 20 países diferentes han sido vigilados por clientes de la empresa israelí NSO, que comercializa el programa espía Pegasus, según una investigación publicada por un consorcio de medios internacionales. Reporteros Sin Fronteras ha expresado su indignación y anuncia su intención de demandar a los responsables de esta vigilancia masiva. La periodista ovetense Sonia Moreno, una profesional de larga experiencia como freelance, corresponsal de La SER en Rabat y colaboradora de El Español y ElDiario.es asegura haber sido espiada por los servicios marroquíes de información, si bien está por confirmar que lo ha sido a través de Pegasus, según denuncia Reporteros Sin Fronteras.

Nacida en Oviedo en 1973, Sonia Moreno ha vivido en Rabat desde 2010, es la corresponsal de Cadena SER en Marruecos desde 2012. Antes de esto, fue corresponsal de Público y El Confidencial y dirigió el periodismo digital de Correo Diplomático durante dos años. Hace dos años ganó el Premio Nacional de Periodismo Juan Andrés García por un reportaje de investigación sobre la mafia de Tánger publicado en El Español bajo el título «3.000 euros por migrante y sexo con ellas: 3 días infiltrada en la mafia de Tánger».

Al menos 180 periodistas de 20 países han sido blanco de espionaje por parte de dos clientes de la empresa israelí desde 2016 hasta junio de 2021. Entre los clientes de NSO Group se encuentran tanto gobiernos autoritarios, como los de Arabia Saudí, Argelia, Marruecos y Bahréin, como democracias en México e India. Todas las regiones del mundo se han visto afectadas, desde Hungría, Turquía y Azerbaiyán en Europa, hasta Togo y Ruanda en África.