La oposición celebra el cambio en Educación pero critica que llega tarde

La Voz OVIEDO

ASTURIAS

Carmen Suárez, consejera de Educación, en una reunión online
Carmen Suárez, consejera de Educación, en una reunión online

El sindicato ANPE asegura que la comunidad educativa «respira aliviada»

25 jul 2021 . Actualizado a las 17:45 h.

En un tiempo en el que la crispación y los desencuentros son la tónica general entre la clase política, el último movimiento del Presidente del Principado, Adrián Barbón, ha sido celebrado por todos los partidos de la oposición que se han pronunciado al respecto. También por el sindicato ANPE. Eso sí, aunque aplauden que Carmen Suárez haya sido cesada como Consejera de Educación -le sustituye Lydia Espina, hasta ahora directora general de Planificación e Infraestructuras Educativas- coinciden en señalar que el cambio llega demasiado tarde.

La diputada del PP Gloria García ha recordado que su partido pidió hace un año la reprobación de Suárez, -una iniciativa que fue rechazada por la Junta General- y que ahora lleva a cabo el presidente, Adrián Barbón, con su destitución del cargo ante la «insostenible» situación en ese ámbito. Para García, la educación asturiana «ha sido víctima de una gestión basada en la improvisación, la falta de diálogo, las decisiones erráticas y sin consenso», lo que ha ocasionado la queja generalizada de toda la comunidad educativa e incide en que las decisiones se adoptaban desde un equipo del que ya formaba parte la nueva consejera, Lydia Espina, hasta ahora directa de Planificación.

«Vemos continuismo en este nombramiento, es una “promoción interna”, sólo hace falta mirar quien firma las instrucciones de inicio del próximo curso… Por lo que no esperamos grandes cambios», ha añadido la parlamentaria popular que, no obstante, ha ofrecido a la nueva consejera la colaboración de su partido «en todas aquellas decisiones que redunden en el bien de la educación asturiana». A su juicio, las circunstancias extraordinarias derivadas de la pandemia «han podido ser solventadas gracias a la labor encomiable de docentes, padres y alumnos, que han sido ejemplares, a pesar de que la gestión del Gobierno les ha dejado a menudo a los pies de los caballos».