Expertos explican el récord turístico en Asturias: «El próximo verano será mejor»

Nel Oliveira
Nel Oliveira REDACCIÓN

ASTURIAS

asturias, turistas, turismo de observación, turismo de naturaleza.Turistas observan el vuelo del quebrantahuesos
Turistas observan el vuelo del quebrantahuesos

La tranquilidad pandémica por el buen ritmo de vacunación y la huida por la ola de calor, entre los principales motivos

07 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Un verano de récord turístico en Asturias. El último balance de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) sobre la ocupación en los meses de julio y agosto lo ratifica. En el conjunto de alojamientos, julio gozó de un 72% mientras que en agosto se disparó hasta el 92%. Unos datos muy superiores a los de 2020, donde fueron 69% y 72% respectivamente. Los motivos, según expertos que han vivido la campaña estival desde dentro, se fundamentan en la confianza que desprende el Principado respecto a la pandemia y la llegada de turistas nacionales en plena huida por la ola de calor.

César Gómez de la Fuente, responsable de la empresa gestora de viviendas vacacionales Ruralia, lo tiene claro: «Estoy convencido de que el verano que viene será mejor que este». A su parecer se sumará el factor internacionalización, que en su caso particular se centra en turismo procedente de Inglaterra y Alemania. «Ya tenemos reservas de cara a junio y julio», asegura. Además, matiza que no solo julio y agosto fueron meses de auge, sino que «en junio hubo muchas reservas y ahora en la primera quincena de septiembre también hay más ocupación que años anteriores». A su modo de ver, en junio «la gente estaba desesperada por la restricciones de la pandemia» y Asturias en ese sentido «inspira confianza». A consecuencia de esto explica el lleno en julio y en agosto, sumando la llegada de turistas en busca de fresco por la ola de calor.

«La gente se ha ido de Asturias flipando»

Ahora bien, ¿cuáles son las expectativas para septiembre y octubre? «En septiembre la primera quincena está muy animada, pero de cara a octubre las expectativas bajan mucho por nuestro modelo de negocio», señala el gerente de Ruralia. Lo que tiene claro es que «este verano la gente se ha ido de Asturias flipando». Según sus conversaciones con turistas, le decían que lo habían pasado genial y sin duda repetirían.