El dilema de los presupuestos: cómo se paga la reconstrucción asturiana

ASTURIAS

El pleno constituyente de la Junta General
El pleno constituyente de la Junta General J.L.Cereijido

Las fuerzas de izquierda reclaman a Barbón una fiscalidad progresiva y Podemos fija aumentar impuestos propios

12 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Con la llegada del otoño comenzarán los primeros contactos para negociar un acuerdo que permita salir adelante el presupuesto asturiano del año próximo. El precedente inmediato, las cuentas vigentes, salieron adelante en una situación excepcional, con el respaldo de una amplísima mayoría transversal en la Junta General (de la que sólo se apartaron PP y Vox) todo en un contexto inédito de una pandemia global. Pero el próximo proyecto tendrá mucho más complicado atar un consenso tan elevado: las cuentas de la reconstrucción, en un momento en el que se espera la llegada de fondos europeos pero también en el que los trabajos de reconstrucción económica exigirán un despliegue gigantesco de recursos dividen al espectro parlamentario en un dilema clásico entre conservadores y progresistas, ¿qué papel deben jugar los impuestos?

En el planteamiento inicial de prioridades y líneas rojas marcadas por los grupos de la oposición de cara al nuevo curso en el parlamento asturiano, y a consultas de La Voz de Asturias, los partidos del espectro conservador, desde PP, a Vox, pasando por Ciudadanos y Foro remarcaron su propósito común de que se lleve a cabo una reforma de rebajas fiscales para que, a su juicio, Asturias pueda competir con otros territorios. En este punto la Comunidad de Madrid se ha establecido como paladín, para unos, de la relajación impositiva mientras que para otros (que destacan además que la ciudad puede permitirse unas iniciativas por ser capital del Estado a las que no puede aspirar ningún otro territorio), no se trata más de una competencia desleal para convertirse un pequeño paraíso fiscal autonómico que atraiga a grandes patrimonios.

Con 20 diputados, al presidente Adrián Barbón le bastaría cerrar un acuerdo a la izquierda para sacar adelante los nuevos presupuestos sumando los dos escaños de Izquierda Unida y los cuatro de Podemos Asturies. La mayoría absoluta en la Junta General está en 23 votos.