Barbón recuerda que una mayoría de 27 basta para reformar el Estatuto

L.O. / Agencias

ASTURIAS

El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón (i), durante los actos de celebración del XX aniversario de la puesta en funcionamiento del funicular de Bulnes
El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón (i), durante los actos de celebración del XX aniversario de la puesta en funcionamiento del funicular de Bulnes Armando Álvarez

El presidente recalca que no renunciará a la oficialidad por ser un compromiso electoral y lamenta que el PP no defienda en Astruias lo mismo que en Galicia

17 sep 2021 . Actualizado a las 18:50 h.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, lanzó dos advertencias tras la primera ronda de contactos para la reforma del Estatuto de Autonomía: primero el recuerdo de que no renunciará a la oficialidad del asturiano por ser un compromiso electoral explícito, y después de que tanto PP como Ciudadanos considerara el reconocimiento de la llingua como una línea roja infranqueable. El segundo aviso fue precisamente para señalar que la reforma saldrá adelante, si cuadran los números tras la negociación, con los votos «que los padres del estatuto (vigente) consideraron necesarios para aprobar una reforma».

Esta mayoría es de 27 de los 45 escaños que hay en la Junta General. De forma explícita respaldan la oficialidad del asturiano los 20 del PSOE, los 2 de IU y los 4 de Podemos. A ellos se puede sumar, dando el número 27 el de Adrián Pumares de Foro Asturias quien recordó que su grupo respalda una oficialidad en la que se garantice que no haya «obligatoriedad» ni «imposiciones». Barbón señaló que tras esta primera ronda de contactos serán los grupos parlamentarios los que deban intentar llegar a un consenso.

En declaraciones a los periodistas durante su visita a Bulnes, Barbón ha recordado que el PSOE se presentó a las pasadas elecciones autonómicas con un programa que incluía la cooficialidad tras la resolución aprobada en el 32 Congreso de la Federación Socialista Asturiana (FSA), un compromiso al que ha asegurado que no va renunciar.