Nueve proyectos para que Asturias dé el salto a la siguiente revolución industrial

L.O.

ASTURIAS

El stand asturiano en la South Summit 2021
El stand asturiano en la South Summit 2021

Así son las empresas starup que llevaron sus iniciativas punteras a la South Summit 2021

07 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Asturias lanzó una fuerte apuesta en la South Summit 2021, el principal evento en el sur de Europa de encuentro entre inversores y empresas starup, con la participación de nueve proyectos radicados en la comunidad que tienen distintos grados de desarrollo pero con un punto en común: innovación puntera y un desarrollo tecnológico dirigido a abrirse camino en la próxima revolución industrial marcada por la digitalización y la sostenibilidad.

Buena parte de los mimbres sobre los que se apoyó el IDEPA en su presentación, a cargo de la directora general, Eva Pando se centraron en ofrecer a Asturias como un territorio atractivo para el lanzamiento de este tipo de iniciativas, con un respaldo serio por parte de la administración a la hora de que las compañías den sus primeros pasos y también como un ecosistema, formado alrededor de la Universidad de Oviedo y también del altamente cualificado tejido de empresas que acompaña a la industria pesada tradicional de la región, que permite a la starup encontrar talento con relativa facilidad. Y ese diagnóstico no sólo era puesto en valor por el IDEPA sino que las propias empresas lo defendían como una de las grandes ventajas asturianas.

Un ejemplo es el de Pablo Viejo, responsable de Bettermaps, una empresa que utiliza la Inteligencia Artificial (IA) para crear mapas de información espacial de alta calidad «es como un corrector ortográfico pero de mapas que te ayuda a dar los datos mejor presentados». Tras pasar media vida entre Alemania y Singapur volvió a Asturias de forma temporal justo antes de la pandemia pensando en lanzar desde otro país europeo esta iniciativa. Pero la estancia le sirvió para darse cuenta de que tenía lo que necesitaba al lado de casa «empecé a ver lo que hacía el IDEPA, las empresas que vi estaban creciendo y me pareció que era el momento de hacerlo desde aquí. Tenemos mucho potencial, con universitarios muy buenos y si ya no hay carbón o acero, tenemos cabezas que utilizar. He visto un buen cambio de mentalidad».