Cobrar ya por el uso de las autovías es «imperativo», según el Gobierno estatal

ASTURIAS

Autopista Y
Autopista Y EFE | J.L.Cereijido

El Principado califica la bonificación para el peaje del Huerna de «insuficiente» y reconoce que el objetivo es «que no sigamos pagando 30 años más»

27 oct 2021 . Actualizado a las 10:52 h.

El Gobierno estatal está completamente decidido a cobrar por el uso de las autovías y carreteras de alta capacidad. La secretaria de Estado del Ministerio de Transportes, Isabel Pardo de Vera, ha asegurado que es «imperativo» avanzar ya de manera decidida hacia el cobro de una tasa por usar estas infraestructuras para obtener así una fuente de ingresos extra y directa para abordar la conservación de los viales de mayor demanda de tráfico. El anuncio se produce justo un día después de la entrada en vigor de la prórroga del peaje del Huerna (AP-66). La concesión durará hasta 2050, aunque el vicepresidente del Principado, Juan Cofiño, ha reconocido que el objetivo es «que no sigamos pagando 30 años». También ha dejado claro Cofiño que la bonificación de 9,1 millones que incluye el proyecto de presupuestos del Estado para 2022 es «insuficiente» y que el Ejecutivo autonómico «intensificará» los trabajos con el ministerio.

Isabel Pardo de Vera ha apuntado que es la Unión Europea la que conmina a España a adoptar los peajes en las autovías, compromiso que el Ejecutivo de Pedro Sánchez ya hizo suyo en la lista de tareas que anunció a Bruselas y que abordará a cambio de los fondos de ayuda a la reconstrucción tras la crisis sanitaria causada por el covid. «Tenemos que hablar del gran desafío que tenemos por delante, que no podemos aplazar más, por responsabilidad moral y de gestión: hemos de garantizar la conservación de las infraestructuras de las que nos hemos dotado», ha afirmado Pardo de Vera  

La secretaria de Estado no ha dudado en señalar que solo desde la «demagogia» se puede hablar de gratuidad en el uso actual de la red viaria, dado que, remarcó, los fondos para mantenerla en un óptimo estado de conservación salen de los presupuestos del Estado «en detrimento de los que habrían de ser destinados a reforzar el aseguramiento de la sanidad, la educación o la justicia». Para Pardo de Vera, ese perjuicio a la sociedad supone recortar fondos de todos para mantener las carreteras que usan algunos y se agrava, según dijo, con la recaudación de peajes «desequilibrados en nuestro territorio, generando profundas brechas de oportunidad».