Las renuncias a herencias se disparan en Asturias pese a la rebaja fiscal

ASTURIAS

Una imagen del cementerio de San Salvador de Oviedo
Una imagen del cementerio de San Salvador de Oviedo ELOY ALONSO

Asturias aumentó los desistimientos cuando la elevó a 300.000 euros y sigue registrando la tasa más alta

02 nov 2021 . Actualizado a las 14:45 h.

El impuesto de sucesiones ha vuelto a la arena política en la víspera del inicio de la primera ronda de contactos, que arrancará esta semana, para la negociación de los presupuestos del Principado del año próximo. La rebaja en el tributo a las herencias es una reivindicación clásica de los partidos conservadores asturianos pero se tornó especialmente intensa la semana pasada cuando el portavoz de Foro, Adrián Pumares, reclamó fijar la exención de su pago en los legados de un millón de euros, en una negociación paralela para respaldar la de la reforma del Estatuto que incluya la oficialidad del asturiano.

Son varias las comunidades que han fijado el millón de euros por heredero en el límite para empezar a pagar el impuesto, lo ha hecho así de forma más reciente Andalucía o Castilla y León. A menudo se esgrime este tributo como la razón para las renuncias a herencias, sin embargo, las cifras del Consejo General del Notariado no parecen apoyar esta tesis. La última modificación de la legislación asturiana se produjo en 2017, fruto del acuerdo presupuestario entre PP y PSOE en el Principado se elevó la exención de 150.000 a 300.000 euros y, sólo a partir de esa cantidad, se empezaba a abonar el impuesto ¿bajaron las renuncias a las herencias? Lo cierto es que no, subieron los desestimientos.

En el año 2017 se renunciaba al 20% de las herencias declaradas en Asturias, al año siguiente el porcentaje se elevó hasta el 26%, el más elevado desde el inicio del recuento de los notarios en 2012. En 2019, por primera vez en la década empezaron a bajar muy levemente las renuncias, hasta el 24%. Pero volvieron a dispararse en 2020, hasta la cifra más alta registrada, se desistió de un 28% de las herencias; pero nada ha sido habitual, ningún parámetro, ninguna estadística, salida de contar datos de 2020.