La polémica suspensión de la presentación del libro de Llamazares en la sede de CCOO de Madrid

La Voz

ASTURIAS

Gaspar Llamazares
Gaspar Llamazares EP

El exdiputado considera que se trata de un veto a su persona y en el sindicato le explican que la persona que se comprometió a celebrar el acto no tenia competencia para hacerlo

05 nov 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«Me acabo de enterar que los propietarios del local donde iba a presentar mi libro mañana en Madrid no consideran conveniente mi presencia. Y yo que creía que los vetos eran de otra época». Así anunciaba el médico y exdiputado de IU Gaspar Llazamares la suspensión del acto de presentación del libro Pandemónium. Diario de pandemia y populismo, del que es uno de los autores, que se iba a celebrar este jueves en la sede de CCOO de Madrid. «Me lo han dicho un día antes de la presentación y sin más argumento de que se vetaba mi presencia», explicó Llamazares a través de su perfil de Twitter, en el que se disculpaba con quienes tenían previsto acudir al acto y decía esperar una explicación por parte del sindicato.

«Como demócrata y como afiliado a CCOO, espero que rectifiquen su decisión o al menos la expliquen», indicaba, además de señalar que el acto estaba previsto desde hace meses. Las explicaciones no tardaron en llegar, puesto que la secretaria general de la Federación de Servicios de CCOO de Madrid, Ángeles Balué, le respondió en la misma red social, indicándole que pertenece a «la federación que supuestamente ‘organizaba’ el acto» y que «ni CCOO ni CCOO Madrid te ha vetado en ningún momento», sino que «la persona que se comprometió contigo no tiene competencia para concertar la presentación».

«Lo siento profundamente», añadía Balué, cuya respuesta ha tenido réplica también por parte de Llamazares. «Hace tiempo que estaba programado y con la presencia de dirigentes de nuestro sindicato. Por eso se esperó a que realizaseis vuestro congreso. Hoy (por el miércoles) habéis decidido desmontarlo y que no se haga asumiendo presiones de los sectarios. No busques además un cabeza de turco», consideró.