10 años en Cambridge y 10 en Singapur: el ejemplo de Felipe García, un talento que retorna a Asturias

Juan M. Arribas

ASTURIAS

Felilpe García (a la derecha de negro), junto a otros de los talentos retornados
Felilpe García (a la derecha de negro), junto a otros de los talentos retornados

Asturias apuesta por 150 proyectos para la atracción de talento científico

01 dic 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Felipe García estudió Químicas en la Universidad de Oviedo y es un ejemplo del talento que puede retornar a Asturias tras 20 años de emigración. El doctorado lo preparó en la Universidad de Cambridge y luego trabajó allí: en total tuvo una estancia de dos lustros en la prestigiosa institución británica. Más tarde emigró a Singapur otros diez años. Tras el periplo asiático, Felipe ha vuelto a casa y a finales de este año habrá formalizado su regreso a la Universidad de Oviedo. Es uno de los 150 proyectos de investigación que financia el Gobierno de Asturias a través del programa Margarita Salas.

«Es una muy buena iniciativa, un comienzo  para atraer el talento. Hay mucha gente con talento fuera pero falta algo de competitividad. Espero que sea un compromiso real y ahora se trata de dar más trayectoria. Hay intenciones de estabilizar a la gente como yo. Hay que dar oportunidades a más largo plazo e invertir más», afirma García. Los últimos cinco años ha estado trabajando en proyectos de química sostenible, el innovador espacio de la química verde. «Se trata de hacer reacciones evitando el uso de disolventes, que son tóxicos. Usar tecnologías mecanoquímicas para la síntesis de polímeros y el reciclado de polímeros».

Es una nueva línea en la Universidad de Oviedo y también innovadora a nivel europeo. «En Europa hay pocas grupos, como mucho diez. En Estados Unidos y Canadá son cuatro o cinco grupos. Es una línea inusual», comenta. El objetivo es conseguir productos químicos de manera más sostenible. «La línea económica es mejorable pero es un buen paso teniendo en cuenta la situación económica actual», comenta.