¿Adónde se irá el pescado asturiano estas navidades?

Carmen Liedo REDACCIÓN

ASTURIAS

Rula de Avilés
Rula de Avilés

El destino de los productos del mar que se rulan en la región se rige por las tendencias de las especies que gustan más en cada territorio y, sobre todo, por el poder adquisitivo cuando sube el precio

19 dic 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En las celebraciones de Navidad todo el mundo quiere tener un sabroso marisco o un buen pescado fresco en la mesa y cuando se dice ‘todo el mundo’ se hace referencia, no sólo a quienes vivimos en Asturias, si no también a quienes residen en otras comunidades autónomas o, incluso, en otros países. El caso es que el pescado que se rula en las lonjas asturianas es uno de los más codiciados y por el se llegan a pagar precios muy elevados en épocas del año tan señaladas como las que están a la vuelta de la esquina. Teniendo en cuenta esto, surge la pregunta ¿a dónde se irá el pescado asturiano estas navidades?

Ramón Álvarez, gerente de la Rula de Avilés, dice que «es complicado» decirlo, pero tiene dos cosas: «que se lo lleva el que más paga» y que «las tendencias de los mercados son las que son, valga el producto más caro o más barato». En este sentido, explica que hay especies que son más apreciadas y más demandadas en unos lugares que en otros y pone como ejemplo que las merluzas grandes suelen tener por destino Madrid o Barcelona; el Besugo, el País Vasco; el congrio es típico de toda Castilla y león; los salmonetes se lo suelen llevar los mayoristas para Italia; y los chicharros tienen a Portugal como principal mercado. Otras especies como el virrey o el rape (pixín) suelen ser pescados que se ponen en las mesas asturianas durante las navidades.

No obstante, Álvarez advierte también que el destinado del pescado en buena medida va en función «de lo que entre» y matiza: «habiendo poca cantidad, el pescado se queda aquí en Asturias; cuando hay más cantidad de pescado o marismo, entonces ya sale para otras zonas en función de esas tendencias». Y del poder adquisitivo, añade el gerente de la Rula de Avilés, que es el factor principal para que, por ejemplo, la angula cocida se sirva en las mesas de Madrid cuando el precio del kilo está en torno a los 600 euros; o que se pague el Besugo «a mínimo 50 o 60 euros el kilo» en estas fechas cuando el precio en otras épocas oscila entre los 15 y los 20 euros el kilo.