La polémica entrevista de Garzón en «The Guardian» en la que Asturias sale bien parada

Juan M. Arribas

ASTURIAS

El ministro de Consumo, Alberto Garzón (i), visita la explotación ganadera de Rodrigo Suárez García (d) acompañado del coordinador de IU de Asturias, Ovidio Zapico.
El ministro de Consumo, Alberto Garzón (i), visita la explotación ganadera de Rodrigo Suárez García (d) acompañado del coordinador de IU de Asturias, Ovidio Zapico. ELOY ALONSO

04 ene 2022 . Actualizado a las 17:23 h.

Una entrevista del ministro de Consumo, Alberto Garzón, en el diario británico The Guardian ha desatado una nueva polémica con el consumo de carne como trasfondo y en el que el sector asturiano, caracterizado por la cría extensiva,  sale muy bien parado por sus prácticas medioambientales. Garzón afirmó que hay «megagranjas» españolas que exportan «carne de mala calidad» procedente de «animales maltratados». Y esas afirmaciones han provocado la indignación de la patronal cárnica, de sindicatos agrarios y del presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.

La entrevista se publicó a finales de diciembre pero es ahora cuando el sector ha reaccionado, tras avivarse la polémica después de que Mañueco, haya criticado en Twitter el «nuevo» ataque infligido a los ganaderos desde el «Gobierno de España». El ministro contestó a ese tuit asegurando que en la entrevista incidía en que la ganadería extensiva practicada en zonas como «Asturias, parte de Castilla y León, Andalucía y Extremadura» sí es sostenible medioambientalmente.

«La cría extensiva es una forma de ganadería medioambientalmente sostenible y que tiene mucho peso en zonas de España como Asturias, partes de Castilla y León, Andalucía y Extremadura (...) Lo que no lo es en absoluto son las macrogranjas (...) Encuentran un pueblo en una parte despoblada de España y ponen 4.000, o 5.000, o 10.000 cabezas de ganado. Contaminan el suelo, contaminan el agua y luego exportan esta carne de mala calidad de animales maltratados», afirmó literalmente en la entrevista en The Guardian. Garzón ya elogió hace unos meses las cualidades del sector ganadero asturiano.