Las claves por las que la fusión de concejos parece impensable en Asturias

Elena G. Bandera
E. G. Bandera REDACCION

ASTURIAS

Monumento a Pelayo en Gijón
Monumento a Pelayo en Gijón

«Siempre tendría que darse un clima favorable y la historia nos dice que es imposible», recuerda el economista Fernando Rubiera, que ve necesario que se impulse la coordinación entre municipios, empezando por la movilidad

09 feb 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

«Siempre tendría que darse un clima favorable, pero la historia nos ha dicho que la fusión de ayuntamientos en Asturias es imposible. Y todas las demás soluciones no han ido a ningún lado», recuerda Fernando Rubiera, profesor de Economía Aplicada en la Universidad de Oviedo e investigador del Laboratorio de Análisis Económico Regional (RegioLAB). «Las mancomunidades funcionaron muy bien durante una época, sobre todo en lo que se llamó la ciudad lineal del Nalón, pero también se fue al traste», añade.

Hace precisamente 10 años, desde RegioLAB planteaban un nuevo mapa de Asturias que dejaba sus 78 concejos en menos de 40, como respuesta a la continua pérdida de habitantes que se ceba sobre todo en los municipios menos poblados y a la necesidad de generar una nueva economía de escala que abra nuevas oportunidades como han visto en las localidades extremeñas de Don Benito y Villanueva de la Serena.

El alcalde de Siero, Ángel García, reavivaba esta semana en Asturias el debate sobre una problemática común en España, en donde el 84% de los municipios tienen menos de 5.000 habitantes, al afirmar que «sobran ayuntamientos en Asturias» y «deberíamos colaborar mucho más para dar mejor servicio a la ciudadanía». Racionalizar el número de ayuntamientos, como recuerda Rubiera, no tiene nada que ver con que en esos municipios se pierdan servicios. Es justo lo contrario.