Baldomero López, el héroe asturiano de la guerra de Corea

F. S.

ASTURIAS

Baldomero López guiando a sus hombres en el desembarco
Baldomero López guiando a sus hombres en el desembarco

Spanish Legacy rinde homenaje al teniente de los marines que sacrificó su vida para salvar a sus hombres en la batalla de Incheon

30 abr 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Un hombre se dispone a saltar, guiando a su tropa, desde la lancha de desembarco en la batalla de Incheon, en la Guerra de Corea, en 1950. La fotografía, tomada por la periodista Marguerite Higgins (una de las reporteras que cubrió la liberación en los campos de concentración nazis de Buchenwald y Dachau), es un icono de la historiografía bélica de Estados Unidos por la historia de enorme valor que se iba a desarrollar en los minutos siguientes. Y su protagonista es un asturiano, Baldomero López, hijo de emigrantes procedentes de Candamo asentado en Tampa, en Florida, y que recibió a título póstumo las más altas condecoraciones del ejército estadounidense.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

La historia de Baldomero López, que se estrenó en el combate ya en la II Guerra Mundial, había destinado en China y llegó a Corea como  Teniente Segundo del Cuerpo de Marines, se cuenta como un ejemplo de sacrificio y valentía; recordada con honores y cuyo legado ha sido homenajeado de forma reciente en la cuenta de The Spanish Legacy, que recopila la huella hispánica en Estados Unidos.

Tras saltar de la lancha en el desembarco de Incheon a los hombres de López les esperaba una dura refriega. En el asalto a un búnker enemigo, el teniente resultó herido de gravedad en el hombro derecho y en el pecho. En un intento de lanzar una granada contra la posición que barría con fuego el área de la playa, el proyectil quedó al lado se su compañía y el asturiano la tomó y puso bajo su cuerpo para asumir el impacto de la explosión sacrificando su vida para salvar la de sus soldados.