Criptomonedas y las cajas sorpresa de los vídeojuegos: la ludopatía que se avecina en Asturias

X. M. REDACCIÓN

ASTURIAS

Maxi Gutiérrez, presidente de La Asociación Ludópatas Asociados en Rehabilitación del Principado de Asturias (Larpa)
Maxi Gutiérrez, presidente de La Asociación Ludópatas Asociados en Rehabilitación del Principado de Asturias (Larpa)

La adicción al juego ha aumentado a raíz de la pandemia y en los próximos años las principales asociaciones esperan nuevas formas de manifestación vinculadas al mundo digital, especialmente entre los más jóvenes

08 may 2022 . Actualizado a las 09:31 h.

La adicción al juego ha aumentado durante la pandemia y todo apunta a que en los próximos años las formas de manifestación de la ludopatía variarán, especialmente en los rangos de edad. La Asociación Ludópatas Asociados en Rehabilitación del Principado de Asturias (Larpa) brinda ayuda a cualquier persona que tenga un problema con el juego y en los últimos meses han notado un aumento de las apuestas deportivas. Los principales afectados son los más jóvenes. Las apuestas deportivas ya ocupan casi la mitad de los casos de Larpa. Además, asoma por el horizonte el peligro de las criptomonedas, una nueva manifestación de la ludopatía, y las consecuencias de las cajas sorpresa de los vídeojuegos. 

«De momento no hemos tenido ningún caso pero sí que hemos recibido llamadas para pedir información de algunos familiares preocupados. Al final son casos parecidos a la bolsa. Personas, principalmente jóvenes, que intentan ganar mucho dinero de forma fácil y rápida», alerta Maxi Gutiérrez, que también preside la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (Fejar) y está al tanto de que en otras asociaciones de España en la que han tenido casos de jóvenes adictos a las criptomonedas. «Por lo que nos dice nuestra experiencia, cuando se da un caso en algún sitio es cuestión de tiempo que llegue a toda España», lamenta Gutierrez. 

 El mercado de las criptomonedas es un mercado extremadamente volátil que saltó a la fama con el boom del bitcoin. Desde entonces, son muchos los que intentan subirse al tren directos a la luna arriesgando grandes cantidades de dinero. Sin embargo, el valor de las criptomonedas fluctúa enormemente y con un par de tweet Elon Musk, fundador de Dogecoin, hace tambalear todo el mercado. Guitierrez señala que «se han mandado un mensaje equivocado de estas actividades. Piensan que van a conseguir dinero fácil y así es como comienzan» y, como con el juego, sucede la falacia del jugador. «Si ganas, continuas porque ganas. Si ganar es fácil, cuánto más invierta más voy a ganar, piensa. Y cuando pierdes, porque tienes que recuperar y si es necesario se quita dinero de cualquier otra cuestión para invertir, incluso se llega a pedir préstamos con la esperanza de recuperar lo invertido», explica Gutiérrez.