Este es el coste de las derivaciones del aborto a clínicas privadas en Asturias

L.O.

ASTURIAS

F. Sotomonte

Desde el año 2015 el número de interrupciones voluntarias del embarazo ha marcado un descenso en la comunidad

13 jul 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El derecho de las mujeres a decidir sobre su propio embarazo parecía algo plenamente consolidado al menos en buena parte de los países llamados «occidentales» hasta una decisión del Tribunal Supremo estadounidense ha abierto una vía estratégica para tratar de revertirlo entre movimientos conservadores. La más reciente ley española ha sido contestada, entre por puntos, por eliminar el requisito del permiso paterno para las adolescentes de 16 y 17 años. En Asturias, una de las comunidades en las que más se lleva a cabo esta práctica respecto al conjunto de territorios, la práctica totalidad de los abortos se realizan en clínica privadas concertadas y en el sistema público quedan los casos en que hay patologías fetales y maternas. ¿Qué coste tienen esas derivaciones para el Principado?

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

La respuesta fue ofrecida por la Consejería de Salud a una pregunta parlamentaria planteada por el diputado de Podemos Asturies, Daniel Ripa. En ella se detallan los casos y la cuantía pagada por la administración pública desde 2015 hasta el mes de mayo de este 2022. En total son 7.081.412 euros. El coste ronda el millón anual porque el número de intervenciones también es relativamente constante, unas 2.000 al año, aunque con una tendencia decreciente, cada vez se hacen menos abortos, y con el hito excepcional del primer año de la pandemia que trastoca, con su parón de actividad, todas las estadísticas.

Las clínicas privadas de Asturias son Belladona en Gijón y Avilés y Buenavista en Oviedo; hasta el año 2019 se contaba tres centros concertados con el Principado y desde ese año al presente sólo son dos. En 2015 se realizaron 2.088 procedimientos «facturados al Sespa»; en 2016 fueron 2.010; en 2017 subieron ligeramente a 2.063; en 2018 iniciaron el descenso con 1.960; en 2019 fueron 1.981; en 2020 se contabilizaron 1.784; en 2021 (con el registro de la pandemia) fueron 1.516 y en los cinco primeros meses de este año se cuentan 764.