Los campings asturianos rozan el lleno: «Tenemos una clientela muy fiel»

X. M. REDACCIÓN

ASTURIAS

Una de las piscinas del Camping de Ribadesella
Una de las piscinas del Camping de Ribadesella Camping de Ribadesella

«Un camping ofrece mucho más que un lugar donde dormir», dicen en la Asociación de Empresarios de Campings de Asturias, donde explican que a las familias se suman nuevos perfiles de campistas

08 ago 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Los campings asturianos están viviendo uno de los mejores veranos de los últimos años. La pandemia descubrió, para muchas personas, un nuevo estilo de turismo cuyos puntos fuertes son los espacios abiertos, el aire libre y las zonas verdes, alejado de la concentración de personas. El tiempo durante junio y especialmente julio ha acompañado y, a pesar de la crisis, la ocupación en los campings asturianos en agosto se sitúa sobre 90% y en algunos puntos de la región rozará el 100%. Desde la Asociación de Empresarios de Campings y Parques de Vacaciones de Asturias resaltan el buen trabajo que desde hace años el sector lleva haciendo para ofrecer servicios de calidad, del que están recogiendo los frutos actualmente. Los campings de Asturias, hasta los más grandes los cuales son muy difíciles de llenar, superan el 80% y las próximas semanas de agosto prácticamente se llenarán.

«Un camping ofrece mucho más que un lugar donde dormir, bien sea en bungalow, caravana o tienda. Para las familias, que es uno de nuestros principales perfiles de clientes, tenemos grandes piscinas, parques infantiles, zonas verdes… Sabemos que un gran porcentaje de los campistas hacen vida en el camping, lo cual para nosotros es muy importante», resalta Toni Amieva, presidente de la asociación, sobre por qué los camping son cada vez más buscados por los turistas. Las familias son las que más acuden a los campings pero en los dos últimos años el perfil del campista ha cambiado y son muchos los novatos que se han estrenado este o el anterior verano en este tipo de este tipo de alojamiento que se adapta a las necesidades del cliente. 

El presidente de la asociación destaca que el turismo extranjero sigue siendo uno de los principales clientes de los camping asturianos. Familias de franceses, alemanes y holandeses tienen una gran tradición con los campings y los visitan durante un periodo extenso, con estancias largas. Los extranjeros suelen viajar en otoño o en invierno, cuando en el norte de Europa hace mucho frío y en Asturias la temperatura está en torno a los 17 grados.