Colapso del autoconsumo solar en Asturias: esperas de hasta 9 meses para conectar paneles ya instalados

Elena G. Bandera
E. G. Bandera REDACCION

ASTURIAS

Placas solares en una comunidad de vecinos de Oviedo
Placas solares en una comunidad de vecinos de Oviedo

Los excesivos y largos trámites burocráticos afectan a decenas de comunidades vecinales con instalaciones con potencia suficiente para beneficiar a los propietarios más allá de las zonas comunes

24 ago 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Decenas de comunidades vecinales en Asturias están a la espera de que se resuelva la tramitación burocrática que les permita ponen a funcionar sus instalaciones de paneles solares. En algunos casos, las placas llevan hasta nueve meses instaladas y, por consiguiente, paradas. Esta situación afecta en concreto a los bloques de viviendas que se quieren beneficiar del autoconsumo colectivo, con potencias instaladas que van más allá de cubrir el suministro para las zonas comunes de manera que la comunidad produzca también energía solar para consumir en cada uno de los hogares.

Pretender aspirar al autoconsumo colectivo, aunque el reparto por vivienda no sea para tirar cohetes, se está pagando con una burocracia exasperante. Sobre todo si se tiene en cuenta que la hoja de ruta del autoconsumo hasta 2030 en España, elaborada por el Ministerio para la Transición Ecológica para asegurar su «despliegue masivo» en los próximos años, dice literalmente que el autoconsumo colectivo -con la energía solar como punta de lanza de esta obligada transición energética- es «imprescindible» en las viviendas plurifamiliares y que se deben dar a conocer sus beneficios entre la población.

«Estamos desesperados, ya no sabemos qué tenemos que hacer para que esto se resuelva», asegura Jerónimo Simó, que pertenece a una de las comunidad vecinales de Oviedo en la que la obra física de las placas solares está terminada desde noviembre del año pasado: «Las tasas de la licencia se pagaron en septiembre, la obra empezó en octubre y quedó terminada en noviembre y, a partir de ahí, ya fueron todo trámites».