La Granda cierra edición con un homenaje a Gorbachov

La Voz

ASTURIAS

Cursos de la Granda
Cursos de la Granda

«Se atrevió a ver que la Unión Soviética era un muerto viviente», afirma Amelia Valcárcel

31 ago 2022 . Actualizado a las 17:02 h.

Los cursos de verano de La Granda han clausurado este miércoles su 44 edición con un balance positivo por parte del nuevo equipo rector y con la actualidad siempre pegada al minuto, incluida la muerte del exdirigente soviético Mijail Gorbachov, que ha estado presente en la opinión de todos los asistentes.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

La Granda se ha despedido en su escenario natural, la residencia propiedad de ArcelorMittal ubicada en Gozón donde nació, con el nuevo equipo directivo al frente del cual se ha puesto el presidente de la Real Academia de las Ciencias Morales y Políticas, Benigno Pendás, que ha destacado la presencia de grandes pensadores a lo largo del verano y, sobre todo, de un público que ha seguido con interés las charlas.

En su opinión, de los cursos, después de tantos años, hay que conservar todo lo bueno heredado, sobre todo, del economista asturiano Juan Velarde Fuertes, pero también es preciso «buscar un público más joven y temas de mayor actualidad e impacto». Tal vez en la siguiente edición se cuele la figura de Mijail Gorbachov, como lo ha hecho en esta clausura a raíz de su fallecimiento.

Sobre su figura, el presidente de La Granda ha dicho que es uno de esos personajes que pasarán a la historia como alguien que cambió el mundo. «Cuando éramos jóvenes parecía imposible que el mundo soviético fuera a cambiar porque parecía estancado para siempre, pero él inició una etapa nueva que, al menos, cambió la dinámica de la sociedad internacional, ojalá también en la Rusia actual se aprenda de su imagen y de su figura», ha dicho Pendás.

La catedrática de Filosofía Amelia Valcárcel, que fue la encargada de pronunciar el discurso de clausura de los cursos, también se ha referido al Premio Nobel de la Paz fallecido para aseverar que «es un gran motivo de tristeza porque se atrevió a ver lo que ya se sabía y es que la Unión Soviética era un muerto viviente».

«Pero esto no ha sido sustituido por el paraíso terrenal, cuando solucionas un problema no hay que temer que no aparezca otro, aparecerá», ha comentado Valcárcel.

El consejero de Industria, Enrique Fernández, presente también en la clausura, ha dicho que hay que lamentar la pérdida de un líder «que en su momento supo adaptar todo un país a la realidad del momento y, sobre todo, que supo buscar la paz y el entendimiento de los pueblos».

«Gorbachov supo huir de todo lo que desgraciadamente estamos sufriendo ahora, que es lo contrario, como es esta invasión, este sinsentido que es siempre una guerra y que estamos sufriendo en Europa», ha declarado el consejero.

Durante la ceremonia se ha precedido a la entrega de la Medalla de Oro de los Cursos de La Granda a Luis Fernández-Vega Sanz, presidente de la Fundación Princesa de Asturias, que se jubila como jefe de Oftalmología del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), aunque continuará ejerciendo en el instituto que lleva su apellido.

«Han sido 39 años en el HUCA, creo que ha sido la trayectoria más larga de un jefe de servicio y he visto cómo ha evolucionado la sanidad a lo largo de todos estos años y estoy muy satisfecho de la labor que hemos hecho», ha declarado el oftalmólogo, que ha anunciado que seguirá «al pie del cañón» durante algunos años más.

Fernández-Vega Sanz ha recibido con satisfacción y agradecido la Medalla de Oro de La Granda: «cuando a uno empiezan a darle medallas es que debe ser que creen que uno está muy mayor, pero yo todavía me considero joven».