La Universidad de Oviedo participa en la construcción de un telescopio de neutrinos

La Voz REDACCIÓN

ASTURIAS

Universidad de Oviedo
Universidad de Oviedo Universidad de Oviedo

El proyecto científico internacional Hyper-Kamiokande, que comenzará a operar en 2027 en Kamioka (Japón), tiene como objetivo explicar el desequilibrio entre la producción de materia y antimateria en el inicio del Universo

02 sep 2022 . Actualizado a las 14:36 h.

La Universidad de Oviedo participará, a través del Instituto Universitario de Ciencias y Tecnologías Espaciales de Asturias (ICTEA), en el proyecto científico internacional Hyper-Kamiokande (HKK) para la construcción de un telescopio internacional de neutrinos.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

El Ministerio de Ciencia e Innovación del Gobierno de España, la Organización de Investigación de Aceleradores de Alta Energía (KEK) de Japón y la Universidad de Tokio (UTokyo) han suscrito un memorando de entendimiento (MoU), cuyo objetivo es promover este proyecto científico internacional, según ha informado este viernes la institución académica. El objetivo de esta iniciativa, que comenzará a operar en 2027 en Kamioka (Japón), es demostrar la teoría asociada a una propiedad esencial de los neutrinos que explicaría el desequilibrio entre la producción de materia y antimateria en el inicio del Universo.

Este proyecto liderará, durante las próximas dos décadas, la exploración de los procesos termonucleares que dan lugar a la energía del Sol y la de los procesos previos al colapso de estrellas que generan las supernovas. En total, son diecinueve países los interesados en participar en este proyecto liderado por Japón. España es el segundo país en firmar el MoU, tras la firma de Polonia en febrero.

El presidente de UTokyo, Teruo Fujii, el director general de KEK, Masanori Yamauchi, y la secretaria general de investigación del Ministerio de Ciencia e Innovación, Raquel Yotti, firmaron el MoU durante el mes de agosto mediante intercambio por correo postal. Javier de Cos, director del ICTEA, destaca que, en esta etapa del proyecto, su misión es diseñar y prototipar el sistema de compensación magnética del que debe estar dotado el experimento y sin el que no puede funcionar. «En una segunda etapa, ahora mismo en estudio, participaríamos en el desarrollo de los algoritmos detección de neutrinos aplicando inteligencia artificial». Por supuesto, una vez construido el detector, «formaríamos parte de la la investigación y de la ciencia que se desarrolle en el instrumento», señala.

El detector Hyper-Kamiokande tendrá previsiblemente una masa ocho veces mayor que su predecesor, el Super-Kamiokande, y estará equipado con fotosensores de alta sensibilidad recientemente desarrollados. El presupuesto de la construcción fue aprobado en el Parlamento de Japón en febrero de 2020, lo que marcó el inicio oficial del proyecto y la construcción se inició en mayo de 2021 con la excavación del túnel de acceso al espacio experimental, informa Efe.