El «panorama sombrío» que amenaza a la industria asturiana

Marcos Gutiérrez REDACCION

ASTURIAS

Concentración de trabajadores de Duro Felguera frente a la Junta General
Concentración de trabajadores de Duro Felguera frente a la Junta General J.L.Cereijido

Los sindicatos alertan de que si los desorbitados precios de la energía y las materias primas no se controlan y se da una más que previsible retracción del consumo, los principales motores económicos de la región sufrirán las consecuencias

26 sep 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Los sindicatos vienen advirtiendo desde hace meses que nos acercamos a un «otoño caliente» desde el punto de vista reivindicativo y de movilizaciones. A una inflación disparada, que afecta cada día a las familias en forma del coste de una vida cada vez más invivible, se une la incapacidad de garantizar unos precios competitivos de la energía (tanto para particulares como para grandes empresas) y el recorte de la demanda global. Esto ha provocado que empiecen a asomar las primeras amenazas (y realidades) de regulaciones de empleo, definitivos y temporales, en empresas radicadas en España y Asturias.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

 Duro Felguera, que el año pasado fue rescatada por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) con 120 millones y reestructuró deuda con la banca por otros 85 millones, enfriaba radicalmente esta semana las expectativas de aquellos que confiaran en una recuperación inmediata de la empresa.

El Expediente de Extinción de Empleo (ERE) que la firma ha planteado para cuatro de sus sociedades ha sido, de hecho, definido por el presidente del Principado, Adrián Barbón, como una «mala noticia». El máximo responsable del Ejecutivo autonómico ha apuntado que la «destrucción de empleo no es la vía por la que debe caminar» la compañía.