Un candidato independiente abocaría al PP asturiano a la bicefalia

L.O.

ASTURIAS

F. Sotomonte

Los estatutos marcan que para ser presidente del partido se requiere una antigüedad mínima de un año de militancia

04 nov 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El PP vuelve a la casilla de salida y también a tropezar con la misma piedra. La crisis orgánica con la que arrancó la legislatura en Asturias, provocada por la bicefalia entre una presidenta (Mercedes Fernández) y una candidata electoral (Teresa Mallada) que arrastró meses de conflicto, amenaza ahora con repetirse nuevo a la espera de que Génova designe al cabeza de cartel que optará a la presidencia del Principado. Mallada ha presentado su renuncia (aunque mantiene la portavocía en el parlamento autonómico) y el secretario general, Álvaro Queipo, ejerce como presidente en funciones. En las últimas semanas se ha especulado intensamente con la posibilidad de que el PP presente a un candidato independiente procedente de la sociedad civil, pero esta circunstancia les abocaría de nuevo a una bicefalia ya que para ser presidente del partido se requiere una antigüedad mínima como militante de un año.

A finales de septiembre Mallada dio su brazo a torcer y anunció que daba «un paso a un lado» de común acuerdo con Alberto Núñez Feijoo. Esta semana hacía efectiva su dimisión como presidenta pidiendo que en la decisión de Génova se tenga en cuenta la necesidad de evitar de nuevo una bicefalia que deje abiertas luchas de poder internas. Pero el partido se encuentra ya, de hecho, en una situación similar. Mallada ha renunciado a la presidencia pero se mantiene como portavoz del grupo parlamentario en la Junta General lo que le da control sobre los recursos económicos de los diputados y también margen para fijar la estrategia y posicionamiento político en los debates.

Álvaro Queipo pasa a ser una suerte de presidente en funciones pero no con todas las competencias. Se guarda, eso sí, una relevante, la potestad de reclamar a las juntas locales que inicien el proceso para la selección de los candidatos a las alcaldías de todos los concejos de Asturias con la excepción de dos. Tanto los cabezas de lista e Oviedo como de Gijón (junto al que vaya a ser candidato regional en Asturias) son elegidos de forma expresa por la dirección nacional tal y como marcan los estatutos del partido.

De momento, en buena medida, el PP asturiano funciona en piloto automático. Si Génova opta por proponer un candidato en el Principado que ya sea afiliado del partido y además indica que desea que asuma la presidencia de la formación a nivel regional no habrá contestación. Podría ser elegido en un congreso, aunque a medio plazo; y de forma más inmediata por votación de la junta regional del partido que puede ser convocada por el coordinador regional, José Agustín Cuervas-Mons, para hacer esa elección.

Esa fue, de hecho, la forma en la que fue elegida Mallada como presidenta del partido tras la renuncia de Mercedes Fernández (que partió al Senado). Claro que en aquel momento ya había sido cabeza de lista en los comicios autonómicos y era a la portavoz del grupo en la Junta General. Si Cuervas-Mons optara por convocar esa junta la lista de nombres que pudieran ser elegidos como presidentes del partido se circunscribe a cargos ya electos (diputados y senadores), quienes ya fueran candidatos en el último congreso regional (y el último celebrad fue el que eligió a Mercedes Fernández) además de los portavoces municipales y presidentes y secretarios generales locales. Todos ellos suman alrededor de 300 personas.

Fuentes del partido manifestaron su esperanza de que Génova designe al candidato de Asturias en las próximas semanas, antes de alcanzar los mediados de este de mes de noviembre, toda vez que es necesario empezar a afinar ya la maquinaria electoral que ya ha arrancado en otras comunidades. Asturias se ha quedado al final de la lista en los asuntos pendientes de la dirección nacional del PP.

En todo caso, algunos de los nombres con mayor protagonismo estas semanas coincidirán pronto en Madrid. Mallada anunció esta semana al presentar su renuncia que se incorpora a la dirección nacional y Álvaro Queipo indicó que se desplazaría este mismo viernes a la capital para participar en una reunión preparatoria de las próximas elecciones municipales.

El secretario general del PP de Asturias, Álvaro Queipo

Queipo acude a Génova como máxima autoridad en funciones del PP asturiano

La Voz

El secretario general del PP de Asturias, Álvaro Queipo, acudirá mañana a la sede nacional del partido para participar en una reunión preparatoria de las próximas elecciones municipales tras ponerse al frente de la formación popular en el Principado de forma interina tras la dimisión de Teresa Mallada como presidenta.

Fuentes del sector del PP crítico con la gestión de Mallada han señalado a EFE que dicho encuentro estaba ya convocado antes de la renuncia de la hasta ahora presidenta y en el mismo están citados a participar los secretarios generales de las distintas comunidades autónomas.

Seguir leyendo