El asturiano que sirvió en el verdadero M.A.S.H. de la guerra de Corea

G. GUITER

ASTURIAS

El astur-americano Luis Entrialgo sirvió en la guerra de Corea en una unidad sanitaria MASH, que popularizó una serie de televisión
El astur-americano Luis Entrialgo sirvió en la guerra de Corea en una unidad sanitaria MASH, que popularizó una serie de televisión FAMILIA LUIS ENTRIALGO

En 1951, Luis Entrialgo fue enviado durante dos años al país asiático en las filas del ejército de EEUU como técnico sanitario

05 nov 2022 . Actualizado a las 21:12 h.

Hace algunas décadas, una gran serie de televisión protagonizada por Alan Alda retrataba la guerra de Corea desde un punto de vista diferente al habitual: el de un campamento médico M.A.S.H (por sus siglas en inglés de Mobile Army Surgical Hospital, Hospital Móvil Quirúrgico del Ejército). La serie, que fue considerada un hito antibelicista, tuvo mucho éxito en Estados Unidos y también en España. Lo que quizá no podíamos imaginar los espectadores es que, entre esos sanitarios de los verdaderos M.A.S.H. convivió y trabajó el astur-americano Luis (o Louis) Entrialgo.

El protagonista de esta historia real era hijo de dos emigrantes gijoneses, José Entrialgo Manso y Aurelia Nava, que habían llegado a Estados Unidos en septiembre de 1929 en el barco Soussillon procedente de Vigo. Era el principio de una de tantas historias de emigrantes. Allí nació, el 3 de julio de 1930 en la ciudad de Newark (Nueva Jersey), su hijo Luis.

Luis Entrialgo, hijo de emigrantes gijoneses a EEUU, con el uniforme del ejército de ese país, durante la guerra de Corea
Luis Entrialgo, hijo de emigrantes gijoneses a EEUU, con el uniforme del ejército de ese país, durante la guerra de Corea FAMILIA LUIS ENTRIALGO

«Desafortunadamente, eran tiempos difíciles y decidieron regresar a Asturias» en torno a 1936, cuentan sus familiares. «Después de un tiempo en España, para evitar la guerra, enviaron a Louis de regreso a los EEUU» cuando tenía unos 16 años de edad. No obstante, las fechas no cuadran, puesto que para entonces ya era el año 1946, si atendemos a su fecha de nacimiento.

En todo caso, según cuenta Esther Martínez, investigadora de la web Deportados Asturias, en el país americano Entrialgo se quedó con «un tío suyo, también de Gijón, que vivía en Nueva Jersey o Nueva York». Allí construiría su vida, trabajaría, se casaría, tendría hijos y nietos.

De hecho, y aunque había sido muy joven para combatir en la Guerra Civil y, cuando volvió a EEUU ya había finalizado también la Segunda Guerra Mundial, sí fue reclutado en aquel país para servir con sus tropas en la guerra de Corea como técnico sanitario.

La familia de Entrialgo aporta los datos de su ficha de reclutamiento: Bull dog company, Medical unit, 1063 MASH unit. X-ray technician (1951-1953). Atendiendo a estos datos, habría servido en Corea nada menos que durante dos años. De hecho, una imagen del joven Luis lo muestra apoyado en una ambulancia militar con aspecto despreocupado y fechada el día en que cumplía 22 años: el 3 de julio de 1952.

Afortunadamente, pudo regresar a su hogar. «Quienes conocieron a Louis en las décadas de 1960 y 1970, lo recuerdan como la cara sonriente de Villa Nueva, en Plattekill, Nueva York, que administraba con su primera esposa Amor» (Chata) García, con quien tuvo tres hijos. Era uno de las más prósperas casas de huéspedes y restaurantes de la zona.

El astur-americano Luis Entrialgo, durante una de sus visitas a Gijón, de donde eran originarios sus padres
El astur-americano Luis Entrialgo, durante una de sus visitas a Gijón, de donde eran originarios sus padres

Después de muchos años, cuenta su familia, se casaría con su segunda esposa, Fifi, junto a la que fue propietario de una popular pizzería, Mama Brava, en Middleton (Nueva York). Tras una larga vida laboral, ambos se jubilaron y fueron a residir a Tampa (Florida), desde donde no dejaron de visitar a su familia y amigos de Gijón. Luis Entrialgo falleció el 8 de abril de 2021 en Tampa a los 90 años de edad, tras dejar seis hijos y 12 nietos.

Baldomero López guiando a sus hombres en el desembarco

Baldomero López, el héroe asturiano de la guerra de Corea

F. S.

Un hombre se dispone a saltar, guiando a su tropa, desde la lancha de desembarco en la batalla de Incheon, en la Guerra de Corea, en 1950. La fotografía, tomada por la periodista Marguerite Higgins (una de las reporteras que cubrió la liberación en los campos de concentración nazis de Buchenwald y Dachau), es un icono de la historiografía bélica de Estados Unidos por la historia de enorme valor que se iba a desarrollar en los minutos siguientes. Y su protagonista es un asturiano, Baldomero López, hijo de emigrantes procedentes de Candamo asentado en Tampa, en Florida, y que recibió a título póstumo las más altas condecoraciones del ejército estadounidense.

Seguir leyendo