Los casos activos de violencia de género suben a 1.811 y hay más víctimas menores: así llega Asturias al 25-N

Cristina Centeno
C. Centeno REDACCIÓN

ASTURIAS

La organización Mujeres de la Escandalera, en colaboración con Amnistia Internacional,  tiñen de negro  el centro de Oviedo para denunciar el impacto de la violencia machista, en un acto de 2021
La organización Mujeres de la Escandalera, en colaboración con Amnistia Internacional, tiñen de negro el centro de Oviedo para denunciar el impacto de la violencia machista, en un acto de 2021 ELOY ALONSO

En 31 de los procesos que se encuentran en seguimiento policial en la región, la mujer no llega a los 18 años, mientras que en otros 396 la edad de la víctima no supera los 30

25 nov 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

Asturias llega al 25 de noviembre, Día Internacional para la Erradicación de la Violencia contra la Mujer, con 1.811 casos activos de violencia de género, según los últimos datos publicados por el sistema de seguimiento Viogén y que se corresponden con el último día de octubre de este mismo año. Son un 10 % más que en la misma fecha del pasado 2022, cuando se contabilizaban un total de 1.644 casos activos, es decir, con seguimiento policial. 

La estadística publicada por el Ministerio del Interior recoge 15.660 víctimas en la región, una cifra que también se ha incrementado respecto a los datos del año pasado. Del mismo modo, crece el número total de casos registrados por este sistema hasta los 18.039, de los que 16.228 se encuentran inactivos, una circunstancia en la que no requieren vigilancia aunque, advierte el informe, podrían «reactivarse en cualquier momento». 

El sistema de seguimiento integral Viogén aglutina toda la información de la que disponen las instituciones públicas con competencias en materia de violencia de género. Además, establece un nivel de riesgo en el que se sitúan los diferentes casos activos, desde en los que no se aprecia peligro para la víctima a en los que esta se encuentra en una situación extrema. De los últimos, se localizan 17 casos en España, ninguno de ellos en Asturias

En la región sí hay registrados 21 casos de violencia de género en riesgo alto, mientras que 240 se encuentran en nivel medio y 727, en bajo. En los 823 procesos activos restantes, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no aprecian riesgo para la víctima. Interior pone el foco en los casos englobados dentro del nivel medio, alto y extremo, a los que considera de especial relevancia y en los que «se detecta una especial combinación de indicadores que aumentan de manera significativa la probabilidad de que el agresor ejerza sobre la víctima violencia muy grave o letal», explica el informe.

La violencia de género, por edades

También se detallan las franjas de edad de las víctimas de estos casos activos de violencia de género. Llama la atención que 31 corresponden a mujeres menores de edad, una cifra que se ha incrementado respecto a octubre del año pasado, cuando se contabilizaban 24 casos activos entre menores. Este dato viene a reforzar la preocupación de asociaciones e instituciones por el aumento de la violencia de género y sexual entre las jóvenes. Entre las víctimas que no llegan a los 18 años hay, además, tres en riesgo alto y otras seis en medio. 

Entre las jóvenes de 18 a 30 años se localizan en Asturias hasta 396 casos de violencia de género activos (tres considerados de riesgo alto y 49, de nivel medio). La siguiente franja de edad, la que va desde los 31 hasta los 45, es la que mayor número de casos activos aglutina, 793 de los que seis son de alto riesgo en la actualidad. Entre los 46 y los 64 años de la víctima hay 521 casos activos (nueve de riesgo alto) y a partir de los 65 el número se reduce hasta los 70 procesos, ninguno de ellos de alto riesgo.

La mayor parte de los casos activos de violencia de género en la región están en manos de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía, mientras que 535 corresponden a las diferentes policías locales con presencia en el territorio. 

Los menores, las víctimas invisibles

Dentro del protocolo de seguimiento se incluyen también los menores a cargo de las víctimas de violencia de género. En concreto, el informe actualizado a fecha del 31 de octubre del 2023 señala que 220 menores están en situación de vulnerabilidad, mientras que 76 se encuentran en riesgo.

Esta última valoración se alcanza cuando los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado detectan una combinación de indicadores que apuntan a que la violencia ejercida por el agresor sobre la víctima podría extender a otras personas cercanas a ella, «especialmente hacia los menores a su cargo», detalla el documento. De ellos, doce se sitúan en el máximo nivel de riesgo, el extremo.