Activado el protocolo por contaminación del aire en Oviedo y Gijón

La Voz

ASTURIAS

Paseantes en la plaza de la Escandalera, en Oviedo
Paseantes en la plaza de la Escandalera, en Oviedo Paco Paredes | EFE

Al detectarse valores elevados de partículas en suspensión durante tres días seguidos, se ponen en marcha en un nivel preventivo y de aviso

27 ene 2024 . Actualizado a las 14:35 h.

La Consejería de Transición Ecológica, Industria y Desarrollo Económico ha activado hoy el Protocolo de actuación en caso de episodios de contaminación del aire del Principado de Asturias en las áreas de Gijón (nivel preventivo) y de Oviedo (nivel de aviso), al persistir durante tres días seguidos altos niveles de partículas en suspensión en la atmósfera y darse condiciones desfavorables de ventilación.

El dispositivo se activa en su nivel 0 (preventivo) cuando la concentración de partículas es superior a 25 microgramos por metro cúbico (µg/m3) de partículas de diámetro inferior a 2,5 micras (PM 2,5)  o de 45 µg/m3 para las de diámetro inferior a 10 micras (PM 10), durante tres días, al menos en una estación de la zona. Además, simultáneamente debe haber previsión de fenómenos meteorológicos que dificulten la dispersión de contaminantes: estabilidad atmosférica, inversión térmica y ausencia de lluvia.

En el caso de que los valores registrados superen los 35 microgramos por metro cúbico (µg/m3) de PM 2,5 o los 50 µg/m3 de PM 10, se activa el nivel 1 (de aviso).

En Gijón ha sido en la estación de la red de control de la calidad del aire ubicada en la avenida de Argentina en la que se han detectado valores por encima de los umbrales previstos para la activación del protocolo de las PM10, mientras que en Oviedo se han detectado registros superiores en la del Palacio de los Deportes.

Según ha informado el portavoz del Gobierno asturiano, Guillermo Peláez, en el caso de Gijón la decisión se adoptado porque durante tres días consecutivos se han superado los 50 microgramos por metro cúbico de aire en las partículas menores de 10 micras (PM10) en la estación de la Avenida de Argentina.

En la zona de Oviedo, ha sido determinante los más de 45 microgramos de partículas PM10 que se han recogido en la estación del Palacio de los Deportes. Según Peláez, en ambos casos hay previsión de fenómenos meteorológicos que van a dificultar la difusión de las partículas contaminantes y que éstas se concentren, por lo que se ha actiado el nivel preventivo del protocolo en Gijón, y el de aviso, en Oviedo.

En el supuesto de que los valores de concentración de contaminantes se reduzcan durante los próximos días, se valorará la modificación del referido nivel o su desactivación, informa Efe.

Sin embargo, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha pronosticado condiciones de ventilación atmosférica desfavorables en Asturias al menos para las próximas 24 horas, mientras que la Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) prevé  para mañana intrusiones saharianas similares a las que se han registrado en días previos.

Medidas de actuación

El protocolo de contaminación regula tres contaminantes: partículas en suspensión PM 10, PM 2,5 y dióxido de nitrógeno (NO2). Existen tres niveles: 0 (preventivo), 1 (aviso) y 2 (alerta), en función de la superación de determinados umbrales.

El nivel 0 (preventivo) implica el seguimiento de la contaminación y la adopción de las medidas logísticas oportunas por parte de las empresas en caso de persistencia o agravamiento de la situación.

El nivel 1 (aviso) implica la puesta en marcha de iniciativas que afectan a la ciudadanía y diferentes agentes económicos y sociales. Por ejemplo, respecto al transporte y la movilidad, se limita la velocidad en carreteras de las redes estatal y autonómica, se prohíbe la circulación de vehículos pesados de mercancías en determinados tramos urbanos y se riegan las carreteras.

Respecto a la industria y la actividad portuaria, se establece la necesidad de extremar las precauciones en los procesos susceptibles de generar emisiones difusas, incluida la manipulación y almacenamiento de graneles pulverulentos, en el marco de sus autorizaciones ambientales. Además, se refuerza la actuación inspectora y es preciso regar viales, particularmente en las zonas de acceso a almacenamientos de graneles a la intemperie, o la humectación de graneles pulverulentos acopiados a la intemperie y otros focos de emisión difusa (cintas transportadoras, zonas de carga y descarga, etcétera).

Para los puertos, el protocolo establece medidas específicas como la reducción de operaciones (carga, descarga, trasiego y transporte de material pulverulento) al mínimo indispensable, y la prohibición, con algunas excepciones, de manipulación de graneles a la intemperie.

También se limitan en determinadas franjas horarias las obras y actividades que generen contaminación atmosférica: demoliciones, limpieza de fachadas, corte o abrasión de materiales en la vía pública o sistemas de limpieza viaria con soplado.

A las personas especialmente sensibles (adultos o niños con problemas respiratorios, patologías cardiacas, EPOC y mujeres embarazadas y lactantes) se les recomienda planificar la actividad física y reducirla en el caso de experimentar síntomas, así como alejarse de las vías con más tráfico.