Un trivote que no sirvió para ganar

¿Qué ocurrió en el partido de la primera vuelta frente al Almería?

Hidi pugna un balón con Caballero en el Almería-Oviedo
Hidi pugna un balón con Caballero en el Almería-Oviedo

Oviedo

Casi un mes después, mañana vuelve el fútbol al Carlos Tartiere. El Real Oviedo buscará la sexta victoria consecutiva como locales ante un Almería que no gana a domicilio desde la primera jornada del campeonato y que tiene como principal objetivo alejarse cuanto antes unos puestos de descenso que tiene a cinco puntos. ¿Recuerdas que pasó en el encuentro de la primera vuelta entre almerienses y carbayones?

Estreno sólido como visitantes

En la segunda jornada de Liga, el Oviedo visitó el Juegos del Mediterráneo tras haber perdido en la jornada inaugural ante el Rayo. Los de Anquela se enfrentaron a un Almería que venía de ganar a domicilio al Nàstic, empezando de la mejor forma un, por entonces, ambicioso proyecto liderado por Ramis. Después de un primer tiempo de tanteo, en el que ningún equipo se mostró muy superior al otro, los carbayones golpearon primero gracias a Saúl Berjón. El ovetense aprovechó un pase picado de Toché para, con un ligero toque de puntera, superar de vaselina a René

Poco le duró la alegría al conjunto de Anquela, ya que a los tres minutos, Pozo recibía en la frontal del área azul y con un tiro cruzado batía a Juan Carlos. En la recta final del encuentro ambos conjuntos se repartieron las ocasiones: primero fue el ex oviedista Nano el que lanzó una falta directa rozando el poste izquierdo de la portería azul, y luego fue Berjón, otra vez, el que pudo traerse los tres puntos a Oviedo, pero su tiro ajustado lo despejó René con una fantástica parada. 

Berjón, tres goles en dos jornadas

Desde las primeras semanas de competición Saúl Berjón demostró que esta temporada iba a ser uno de los jugadores diferenciales de la categoría. Tras un primer partido en el que batió por dos ocasiones la portería del Rayo, el canterano oviedista lideró en Almería el juego ofensivo de los azules. Fue una pesadilla para Motta y mejoró cada balón que llegó a sus pies.

Además del buen juego, Saúl alargó su idilio con el gol y marcó su tercer tanto en dos jornadas, dato reseñable ya que, sin ir más lejos, en la 16/17 había marcado dos goles en 22 partidos. Tras un saque largo de Juan Carlos, el ovetense molestó lo justo a Morcillo, Toché aprovechó el bote para picar el balón y Berjón, entrando desde atrás, superó la salida de René con una sutil vaselina. 

El once de Anquela

Si en la primera jornada Juan Antonio Anquela apostó por un 4-4-2 claro en el que Linares y Toché compartían delantera, en Almería le dio una vuelta de tuerca al equipo. El técnico andaluz se sobrepuso a la lesión de Aarón Ñíguez poniendo a Diegui Johannesson de extremo, que debutaba como titular en el presente curso. Carlos Hernández hacía lo propio y sustituyó a Valentini como pareja de Verdés

Pero la principal novedad de los azules estuvo en la medular. A Anquela no le gustó la fragilidad del equipo ante el Rayo y dibujó un trivote formado por Rocha en el centro, Folch en la derecha y Hidi en la izquierda. El resultado fue satisfactorio y el Oviedo dominó dicha parcela del campo, siendo el de Almería uno de los mejores partidos de Ramón Folch con la camiseta azul. 

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Un trivote que no sirvió para ganar