Un punto agridulce

¿Qué ocurrió en el F.C. Barcelona B-Real Oviedo de la primera vuelta?

Carlos Hernandez Horizontal.Los jugadores del Real Oviedo celebran el gol del empate
Los jugadores del Real Oviedo celebran el gol del empate

Oviedo

Tan solo cinco días después del partido en La Romareda y sin tiempo para lamentaciones, el Real Oviedo afronta mañana viernes una nueva batalla en su lucha por seguir en la zona alta de la Segunda División. La categoría no entiende del pasado y los azules buscarán ante el F.C. Barcelona B olvidar cuanto antes la derrota ante el Zaragoza. Al calor del Tartiere, el equipo de Juan Antonio Anquela quiere superar la dinámica en la que está inmerso (dos derrotas y un empate en las últimas tres jornadas) ganando a un filial azulgrana que es, sin ninguna duda, un lobo con piel de cordero. ¿Te acuerdas de lo que pasó en el Miniestadi?

Sin una idea clara

La primera parte del Real Oviedo fue una representación de lo que estaba siendo hasta ese momento la temporada. Por momentos, se veía a un equipo capaz de llegar fácil al área contraria a través de unos superlativos Aarón Ñíguez y Saúl Berjón. En otros, los azules (de blanquinegros en aquel partido) no eran capaces de controlar el tempo del encuentro y sufrían demasiado cada vez que los culés pasaban del centro del campo.

En los instantes finales de un primer tiempo en el que no había sucedido gran cosa, José Arnáiz recibió al espacio debido a la poca contundencia de la zaga carbayona y, tras un recorte a Christian Fernández en la esquina izquierda del área pequeña, puso el balón al palo largo, imposible para Juan Carlos. El Oviedo salió con una o dos marchas más tras el paso por los vestuarios y a los diez minutos del segundo tiempo ya había igualado la contienda gracias a un cabezazo de Carlos Hernández.

La segunda parte fue muriendo sin muchas ocasiones claras. Juan Carlos estuvo ágil para desbaratar dos disparos del Choco Lozano y ya en los instantes finales, tras un error en la salida de balón azulgrana, Owusu pudo dar los tres puntos al Real Oviedo, pero solo ante Ortolá mandó el balón al lateral de la red. Reparto de puntos que significó el tercer partido consecutivo de los ovetenses sin conocer la derrota, dejándolos 14º a tres puntos del playoff.

El estreno de Carlos

Una de las anécdotas que dejó el partido en el Miniestadi fue el primer gol de Carlos Hernández con la camiseta del Real Oviedo. En el 55' y en un córner sacado por Saúl Berjón, el central azul se impuso a los jugadores azulgranas para enganchar un cabezazo que, a pesar de llegar a tocar, Ortolá no pudo evitar que entrara. Era el primer tanto de los seis que actualmente lleva Carlos, lo que le convierte en el defensa más goleador de la categoría y en el pichichi, junto a Toché, del Real Oviedo.

El once de Anquela

El técnico del Real Oviedo no hizo cambios respecto al encuentro ante el Zaragoza y repitió tanto la convocatoria como el once inicial: Juan Carlos en portería, Cotugno, Carlos, Verdés y Christian en defensa, doble pivote para Folch y Forlín, Pucko en derecha, Saúl en izquierda y Aarón por detrás de Toché. Ya en el segundo tiempo, el técnico jienense metió a Linares por Pucko justo antes del empate y apostó por Owusu para intentar llevarse los tres puntos del Miniestadi. Ya en el tiempo de descuento, Mossa entró por Christian. 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Un punto agridulce