Edu Polo: «Al revés que muchos, yo me hice del Real Oviedo en 2003»

Azul Carbayón habla con el periodista de Mundo Deportivo y aficionado del club azul

Edu Polo y Xavi Hernández
Edu Polo y Xavi Hernández

Oviedo

El día a día del Barça de los últimos 20 años no se entiende sin Edu Polo. Actualmente en Mundo Deportivo, trabajó en esa misma casa durante cinco años, antes de su llegada a la Cadena SER en 2004. Allí, como responsable de la actualidad del equipo azulgrana junto a Manolo Oliveros primero y Lluís Flaquer después, se convirtió en una de las voces más reconocidas por los oyentes y uno de los periodistas más autorizados y respetados a la hora de hablar del Barça.

Su otra gran pasión, como muchos saben, es el Real Oviedo. El club azul comenzó como el típico equipo que de niño le generaba simpatía y ha acabado siendo un sentimiento muy intenso para Edu. Con él charlamos sobre cómo ve a los chicos de Anquela y aprovechamos para que nos dé su opinión acerca del F.C. Barcelona B, rival de los azules esta noche.

-Empecemos con una pregunta típica, ¿de dónde viene tu afición por el Real Oviedo?

-Siempre hay equipos que te caen bien o que te caen mal. El Real Oviedo estaba entre los primeros. Surgió una simpatía por un motivo que desconozco. Seguramente porque desde pequeño tengo amigos de allí, eso facilita tener un vínculo con la ciudad, con el equipo y con todo lo que tenga que ver con Oviedo.

A medida que nos hacíamos mayores la amistad con estos amigos fue creciendo cada vez más y te vas haciendo oviedista principalmente por ellos. En el famoso verano de 2003 yo estaba con ellos de vacaciones. Internet no era lo que es ahora y teníamos que ir al bar del pueblo a conectarnos para ver cómo estaba la cosa. Viví y sufrí con ellos aquellos intensos días y me terminé de hacer. Al revés que muchos, yo me hice del Oviedo en 2003 (risas). 

-¿Cómo ves al Barça B?

-Es un equipo totalmente irregular. El gran peligro para los rivales es ese, que no sabes qué versión te vas a encontrar. Es verdad que ahora en diciembre se ha reforzado bastante y que los fichajes están funcionando, sobre todo Rivera y Nahuel. 

Ahora son un equipo más sólido y sobre todo han mejorado fuera de casa. Como visitantes están jugando muy bien y está ganando partidos. Han salido del descenso y la cosa parece que vuelve a funcionar.

-Estamos hablando de un filial azulgrana diferente, ¿verdad? No es el ejemplo de lo que ha sido La Masia en los últimos 20-25 años. 

-Sí, es cierto. Aquí hay mucho debate sobre qué es más importante, si priorizar la formación del jugador con el estilo tradicional de La Masia o priorizar la permanencia en Segunda División. Es una discusión interminable, que lleva mucho tiempo instalada y viendo la planificación de la plantilla y los fichajes que se han ido realizando es evidente que el club ha elegido la permanencia en Segunda.

Si tú miras la alineación inicial, en la mayoría de los días hay dos o tres jugadores que vienen de La Masia, no más. 

-En su visita al Lugo el Barça B tenía en su once inicial a tan solo tres canteranos: Cucurella, Sergi Palencia y Aleñá.

-Y porque este año se ha colado Cucurella en el equipo, lo normal eran Palencia y Aleñá. El resto son jugadores que han fichado de fuera. En mi opinión son demasiados, yo prefiero un B con más protagonismo de la casa para intentar aguantar en esta categoría y, si no aguantan y para formar jugadores es mejor que estén en Segunda B, pues igual tiene que ser así.

El famoso año de Tercera era una plantilla en la que estaban Busquets y Pedro, y mira donde están los dos. No necesariamente estar en Segunda implica que el jugador que esté ahí vaya a llegar al primer equipo. Pero bueno, parece que el club opta por eso y es verdad que el estilo se ha alejado bastante de lo que estábamos acostumbrados. 

-¿Esta situación había pasado antes?

-La gente dice que cuando estaban Guardiola o Luis Enrique también fichaban. Es verdad que lo hacían, pero fichaban a cuatro o cinco veteranos en la categoría para complementar a un bloque joven, de la casa y sin mucha experiencia. Ese equilibrio permitía al equipo mantenerse a la vez que formaba jugadores. Ahora se ha descompensado bastante ese equilibrio.

Yo ahora veo jugar a Palencia por ejemplo y no entiendo por qué no ha tenido una oportunidad con el primer equipo. O por qué Aleñá no tiene más minutos, cuando ha demostrado tener más cosas que algunos jugadores del primer equipo.

-De todos los fichajes que se hicieron en verano (Galarreta, Arnaiz, Choco Lozano, Cuenca, David Costas, Concha, etc) cuál crees que llegó con una intención de apostar por él de cara al futuro del primer equipo.

-Yo creo que de los que ficharon en verano, porque en este invierno han llegado un par de ellos jóvenes (Rivera y Nahuel), el único que veo con proyección de poder llegar al primer equipo y ser útil es Jorge Cuenca, el central. Zurdo, de 17 años, en edad juvenil pero que llegó para jugar en Segunda. Igual este chaval puede tener proyección de futuro central del primer equipo.

El resto son jugadores con experiencia en la categoría y fichados para rendir desde ya en Segunda y reforzar puntualmente al primer equipo, siendo el de Arnaiz el caso más significativo. Pero creo que nadie del club piensa en Arnaiz, Galarreta o Costas como futuros jugadores del Barça.

Edu Polo en su etapa en Cadena SER
Edu Polo en su etapa en Cadena SER

-¿Y al Oviedo de Anquela cómo lo ves? ¿Qué diferencias notas con respecto a las últimas dos temporadas?

-Lo veo bien. Viendo los últimos tres resultados no suena tan bien decirlo, pero esto en Segunda es algo habitual. Lo normal son que las rachas buenas y no tan buenas se vayan intercalando. La categoría es larguísima y esto es un baile tremendo.

Creo que el equipo es distinto al de las últimas temporadas. Tiene más experiencia y lo veo más asentado. Siempre se compite, ya no se ven aquellas goleadas fuera de casa. Se nota la mano de Anquela, sabe de qué va la Segunda. Cómo dice el míster no se puede disparar la euforia cuando te pones segundo o tercero ni deprimirse cuando estas tres jornadas sin ganar. Soy optimista de cara a un playoff y, por qué no, de cara a algo más. 

-En este Oviedo hay no pocos jugadores (Ramón Folch, Rocha, Mossa, Forlín) con pasado en el fútbol catalán. ¿Te está sorprendiendo su rendimiento?

-A Forlín ya lo conocía mucho tras su paso por el Espanyol. A Folch también lo conocía bastante. Es un jugador del que se lleva muchos años hablando en el fútbol catalán, siempre estuvo bien visto. Lo vi la temporada pasada en el Reus-Oviedo, cuando nos marcó gol, y después me alegré mucho de su fichaje.

Mossa sabía quién era y que jugaba en el Nàstic, pero no lo tenía nada controlado. Nunca imaginé que marcaría dos goles al Sporting, la verdad (risas). 

-Para terminar. Nos ponemos en situación: F.C. Barcelona-Real Oviedo en Primera y te toca cubrirlo. ¿cómo lo afrontarías?

-Lo primero con profesionalidad, por supuesto. Lo segundo que gane el Oviedo, que el Barça ya tiene bastantes puntos normalmente.

-Como aquel 0-1 en el Camp Nou en 2001, gol de Jaime. 

-Así es. Yo recuerdo mucho el último partido del Barça en el Viejo Tartiere, en la Semana Santa del 2000. El Oviedo ganó 3-0, un revolcón tremendo. La prensa que cubría la información del Barça nos alojamos en el mismo hotel que el Oviedo. Me acuerdo de bajar a recepción y ver a Luis Aragonés fumando como un carretero. Estuvimos hablando un rato con él, unas risas tremendas.

Valora este artículo

7 votos
Comentarios

Edu Polo: «Al revés que muchos, yo me hice del Real Oviedo en 2003»