El bueno, el feo y el malo del Real Oviedo

Así quedan asignados los papeles esta semana tras el empate en Córdoba


Oviedo

Los de Anquela llegaban al encuentro en el Nuevo Arcángel con ganas de victoria y a pesar de que seguro muchos habrían firmado el punto conseguido tras la mala racha fuera de casa, las sensaciones que quedan al final del encuentro son otras. Sin un gran fútbol de los azules pudieron controlar el juego haciendo que los locales no tuvieran grandes ocasiones en el área de Alfonso y con alguna que otra ocasión a favor que, de haber tenido algo más de acierto, se podrían haber cerrado los 3 puntos. Como siempre toca destacar la labor de algunos de los carbayones asignándoles unos papeles que esta semana quedan así repartidos:

El bueno: Fabrinni

Si el delantero carbayón no está en su mejor momento de forma no creo que haya algo que desee más la afición azul que verlo jugar al 100% de su capacidad teniendo en cuenta lo que ha aportado al equipo en los partidos en los que ha participado. El italiano demuestra clase cada vez que maneja el balón y una sensación de peligro para el rival que no aporta ningún otro jugador de los de arriba. A esto toca sumarle su debut como goleador con la elástica azul; un tanto que parecía iba a ser el encargado de darle los 3 puntos al Oviedo pero que al final sólo sirvió para sumar uno, que lejos de casa vale mucho a estas alturas. Qué mejor momento de demostrar todo su fútbol que en este tramo tan importante de liga.

El feo: Linares

El caso de Linares es de los que más rabia da y la causa de que en muchas ocasiones le veamos ocupando este papel. Poca gente le pone más ganas tanto sobre el verde como fuera de él, pero la suerte, el acierto o como lo queráis llamar no está de su lado. Tuvo la más clara del partido en sus botas, mano a mano con el portero, pero su pierna izquierda no logró poner la bola entre los tres palos. La falta de fútbol se compensa marcando goles, y el de hoy habría cerrado el partido que a pesar de no ser bonito también valía 3 puntos.

El malo: Toché

Muy difícil tener que leer la palabra "malo" cerca del nombre del murciano, pero ayer no fue su día en ningún aspecto. En lo ofensivo, que es lo suyo, se vio superado en gran parte de las jugadas atacantes de los de Anquela y no logró aportar lo que pudimos ver de él en otras temporadas y también en el inicio de esta. La palabra que si es fácil de leer cerca de su nombre es "gol", y la falta de velocidad y de desmarque le hicieron estar lejos de ella. Siempre es pronto para hablar de falta de acierto en Toché porque de un partido a otro te cierra la boca a base de chicharros, esperemos que así sea, y lo antes posible.

Valora este artículo

6 votos
Comentarios

El bueno, el feo y el malo del Real Oviedo