El dardo azul de La Voz

Por el bien de los corazones oviedistas

Cotugno conduce el balón en el Oviedo-Nàstic
Cotugno conduce el balón en el Oviedo-Nàstic

Oviedo

El dardo es para: Las dificultades para sentenciar los partidos

Pedir algo así en una categoría como la Segunda División es pecar de atrevidos, pero, a estas alturas de la temporada, somos capaces de todo con tal de velar por el corazón de los oviedistas. De los quince partidos que ha ganado el Real Oviedo en esta 17/18, tan solo cinco de ellos fue por una renta superior a un gol. Todos, además, durante la primera vuelta de la Liga, siendo el último de estos encuentros el 3-0 a la Cultural del 23 de diciembre.

Ante el Nàstic, el conjunto de Anquela no es que gozase de muchas ocasiones de gol, pero sí las suficientes para que se llegara al final del encuentro con una ventaja mayor. La más clara fue la que tuvo Diego Fabbrini, cuando tras una dejada preciosa de Saúl Berjón logró empalmar el balón a la perfección, pero Dimitrievski no se quedó atrás y despejó a córner. 

Quedan siete partidos para el final de la temporada regular, de los cuales cuatro se disputarán en el Carlos Tartiere. Si la lucha por el playoff ya altera demasiado el sistema cardiovascular del aficionado carbayón, lograr no llegar al minuto 85 de cada partido con el agua al cuello sería de gran alivio. En todo caso, bendito sufrimiento, ¿no?

Comentarios

El dardo azul de La Voz