Las armas del Numancia

Arrasate cuenta con varios atacantes claves en el juego de los sorianos

Pere Milla celebra un gol al Córdoba
Pere Milla celebra un gol al Córdoba

Oviedo

Joseba Arrasate ha conseguido consolidar su proyecto en Soria y hacer del Numancia un equipo reconocible. El vasco ya es el entrenador con más victorias en Segunda de la historia del club rojillo y lo ha conseguido, en parte, gracias a un ritmo alto en ataque en el que las bandas tienen un gran protagonismo.

El próximo rival del Real Oviedo es un equipo solidario, sin grandes individualidades y que destaca por su trabajo colectivo, pero sí hay un par de futbolistas que dan otro aire al ataque rojillo. Siendo su capitán, el mediocentro Íñigo Pérez, el faro del equipo, son otros los que se encargan de aportar "lo distinto". 

Marc Mateu, Pere Milla y Pablo Valcarce confoman el trío atacante más utilizado por Arrasate. Mateu, jugador de campo con más minutos de la plantilla, es uno de los hombres de confianza del técnico vasco. El valenciano ha estado presente en los tres cursos con Arrasate al mando y su rapidez por banda es uno de los puntos fuertes del ataque del Numancia. Dos goles y siete asistencias son sus cifras del presente curso, pero su trabajo, tanto ofensivo como defensivo, va más allá de los números. 

Pablo Valcarce, siendo más polivalente que Mateu, es un jugador similar al valenciano. Con una capacidad para el trabajo de presión muy del agrado de su técnico, en ataque es capaz de jugar en todo el frente ofensivo. Por banda, segundo punta o referencia ofensiva, sus desmarques al espacio y su asociación en la zona de tres cuartos le convierten en uno de los jugadores más fiables de la categoría. Se perdió casi tres meses de competición por lesión y eso ha influido en su cuenta goleadora.

Pere Milla es el jugador más diferente de la plantilla numantina. El Eibar, uno de los clubes españoles que mejor trabajan el mercado de la Segunda División, estuvo atento para firmarle y cederle al UCAM la pasada temporada y al Numancia en la actual, donde ha terminado de explotar. Mediapunta capaz de jugar por las dos bandas y por el centro, comenzó el curso siendo uno de los mejores jugadores de Segunda, sumando cuatro goles y tres asistencias en las primeras 15 jornadas. Una fractura de pómulo le tuvo en el dique seco más de un mes y poco a poco está recuperando su nivel.

Por último están Manu del Moral e Higinio. Los dos delanteros centros del equipo se han ido turnando en el puesto y, aunque Del Moral suela ser el titular, el murciano también ha tenido minutos y ya suma cinco tantos, los últimos dos hace un par de semanas ante el Lugo. Son dos perfiles de arietes distintos, donde Higinio es más rematador de área y Manu del Moral se encuentra cómodo jugando al espacio. 

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Las armas del Numancia