Anquela: «Jugando así, no ganamos a nadie»

El técnico del Real Oviedo dio sus impresiones tras el encuentro frente al Numancia

Anquela Los Pajaritos Numancia Real Oviedo.Anquela, durante el encuentro frente al Numancia
Anquela, durante el encuentro frente al Numancia

Oviedo

El preparador oviedista analizó la derrota en Los Pajaritos en rueda de prensa. Para Anquela, él es el principal «responsable» de la derrota, pero se queja de la fragilidad de sus futbolistas tras el primer golpe. El entrenador andaluz advierte que si no se cambia la actitud y se vuelve a «creer», es muy difícil que el Real Oviedo vuelva a ganar un encuentro en lo que queda de temporada. 

«Un día muy duro porque no hemos dado el nivel que corresponde. Si no se da el nivel, es imposible».

«Tres fallos, tres goles y alguno más que nos han podido meter. ¿La explicación? No sé. Se miran y se ve si son errores individuales o colectivos. No hemos dado la sensación de competir el partido».

«Culpables somos todos. El primero, yo».

«Lo que más me duele son las sensaciones. Hay que estar tranquilos y analizar».

«Es cuestión de analizar. Yo sabía que, si no estamos al nivel, sabía lo que iba a pasar. Ya en la primera jugada pensé que pintaba regular».

«A la mínima, somos muy frágiles».

«Voy a estar siempre con mi equipo. El principal culpable soy yo. Los futbolistas se tienen que dar cuenta que esto es otra historia. Hacer lo que hemos hecho durante todo el año».

«La recuperación pasa por ganar un partido en casa. Pero jugando así, no ganamos a nadie, no ganamos un partido más. Se lo digo todos los días. Todos decimos que sí, pero a la primera dejamos de ser un equipo sólido y de creer en lo que estamos haciendo».

«Aquí vamos todos por el mismo camino. Todos somos culpables de lo bueno y de lo malo».

«He estado advirtiendo toda la semana lo que podía pasar. El primer gol es para verlo. El Numancia hace las cosas muy bien, es justo vencedor y está en una línea de conseguir algo bonito. Se lo están ganando».

Comentarios

Anquela: «Jugando así, no ganamos a nadie»