Lucas Torró: «Fue muy difícil decidir no seguir en Oviedo»

El exoviedista, ahora en Osasuna, habla con Azul Carbayón antes del encuentro en El Sadar

Lucas Torró durante el partido ante el Almería
Lucas Torró durante el partido ante el Almería

Oviedo

El Real Oviedo de Fernando Hierro, el de la 16/17, no es que fuera un equipo que maravillara al Carlos Tartiere. Tras rondar la zona alta de la tabla en muchas fases del curso y llegar a instalarse en el playoff durante casi tres meses, una mala racha de siete jornadas (entre la 34 y la 40) sin conocer la victoria hicieron imposible disputar la promoción.

Si bien aquel equipo no tenía una idea de juego muy definida y basaba en la puntería de Toché sus opciones de éxito, Lucas Torró sí dejó un buen sabor de boca en la parroquia oviedista. El alicantino, cedido por el Real Madrid Castilla, disputó un total de 3.446 minutos (solo superado por Juan Carlos) y mostró desde la medular una solvencia más que buena para su poca experiencia.

Ahora, tras abandonar en verano la disciplina ovetense y fichar por Osasuna, habla con Azul Carbayón en la víspera del trascendental encuentro entre rojillos y carbayones.

Su nueva casa

-¿Qué tal por Pamplona? 

-Muy bien, la adaptación ha sido perfecta. Desde el primer momento he estado con gente conocida, que me han ayudado a estar más a gusto. Con el club muy bien y el vestuario es bastante joven.

-Osasuna es un club con solera en el fútbol español de las últimas décadas. ¿Te ha ayudado la experiencia en Oviedo para saber llevar la presión que supone jugar en Pamplona?

-El Oviedo es un club grande, con mucha repercusión y mucha gente detrás. La ciudad está a muerte con el equipo y eso es muy parecido a Osasuna. Estaba un poco acostumbrado, sí.

El Oviedo me dio la oportunidad de mostrarme en Segunda División y me ayudó a coger esa experiencia tan necesaria. Yo venía de jugar en Segunda B con el Castilla y aquello no tenía ni punto de comparación con jugar en Segunda en un club como el Oviedo.

Lucas Torró en el Nàstic-Osasuna
Lucas Torró en el Nàstic-Osasuna

Una plantilla potente y un objetivo claro

-Se habló mucho en verano del presupuesto manejado por Osasuna. Realizaron muchos fichajes y todos ellos de un nivel más que contrastado en Segunda. ¿En el vestuario se notó desde el principio esa presión por ascender?

-La presión se la marca cada uno, pero sí, el entorno, la prensa y tal hablaron desde el principio de ascenso. Pero en esta categoría hay que ir poco a poco. Tenemos una gran plantilla, jugadores con condiciones para poder dar ese paso más que nos falta.

-¿Qué ha fallado durante el año? Habéis estado 16 de las 38 jornadas en puestos de playoff o ascenso directo, pero en esta recta final no os habéis consolidado y ahora el objetivo corre mucho peligro.

-El último tramo de liga hemos bajado ese pistón llevado al principio. La causa creo que ha sido el mal rendimiento en casa, en El Sadar. Hemos pinchado muchas veces y eso nos ha costado puestos en la tabla. Nos ha salvado que a domicilio hemos conseguido muchos puntos y por eso tenemos opciones.

-Si es verdad que la plantilla de Osasuna cuenta con muchos jugadores con amplia experiencia en la categoría. ¿Esto puede ser un plus a la hora de afrontar momentos difíciles?

-Sí, sin duda. Xisco, Quique, Oier o David son jugadores que conocen la categoría y eso es muy importante para este tramo final, el decisivo. Es cuando se decide la temporada. Estamos en ese momento y el equipo es consciente de ello.

Su rendimiento en el campo y la confianza de Diego Martínez

-Hablando ya de lo deportivo en general y de ti en particular. Lo has jugado casi todo. Te has perdido dos partidos por sanción, dos por lesión y solo uno por decisión técnica. ¿Notaste desde el principio la confianza de Diego Martínez?

-Diego fue uno de los motivos por los cuales decidí venir aquí. Desde el principio noté su confianza en mí y eso me ayuda a dar lo mejor que tengo en el campo. Siempre he estado muy a gusto con él. He jugado mucho y cada vez me encuentro mejor.

-En lo referente al juego, tanto la plantilla como las alineaciones de Diego son casi siempre muy ofensivas. ¿Cómo es jugar de pivote en un equipo así? Tus compañeros en la medular suelen ser Fran Mérida, Borja Lasso o Roberto Torres, jugadores acostumbrados a estar cerca del área rival.

-No puedes perder la posición en ningún momento. Hay tanta gente ofensiva que si te sales un poco de tu zona dejas un hueco que igual no coge nadie. Dotar al equipo de equilibrio es fundamental. Saber colocarse en todo momento. Me gusta jugar ahí y me encuentro cómodo. La experiencia del año pasado también me ha ayudado.

«Diego Martínez fue uno de los motivos por los cuales decidí venir aquí»

Su paso por el Oviedo y su salida

-Empecemos por el final: ¿cuándo decide Lucas Torró dónde jugará en la 17/18?

-Pues cuando fui a la boda de Michu, curiosamente. En uno de esos días tome la decisión de fichar por Osasuna. Fue muy difícil, me costó decidirme porque estaba muy a gusto en Oviedo. Salir era arriesgado pero pensé que era lo mejor para mí. 

Lucas Torró en la disputa de una falta lateral
Lucas Torró en la disputa de una falta lateral

-¿Llegaste a hablar con Anquela en algún momento?

-Sí. Me llamó y estuvimos hablando. Me transmitió mucha confianza y ganas de que me quedara, pero al final tomé la decisión que ya conocéis todos.

-Una pregunta que ya te habrán hecho mucho: ¿con qué te quedas de tu paso por Oviedo? ¿Qué te sorprendió de la ciudad y del club en general?

-El Tartiere fue lo que más me sorprendió. Jugar en casa era una gozada, la gente apretaba y nosotros respondíamos. Fuimos fuertes en casa y ganamos a casi todos los de arriba. El ambiente era brutal.

«Hablé con Anquela y me transmitió mucha confianza y ganas de que me quedara, pero al final tomé la decisión de ir a Osasuna»

-Tu vuelta a Oviedo esta temporada estuvo muy marcada por lo extraño que fue el partido. El clima no dejó jugar casi nada y el partido no fue como se esperaba. ¿Cómo lo viviste?

-Fue un poco raro, si. Tenía muchas ganas de volver al Tartiere pero es que casi no se pudo jugar, el balón ni rodaba por el césped. No fue el partido perfecto para disfrutar pero siempre es especial volver a la que un día fue tu casa.

Cambio en la convocatoria: se cae Torró y entra Vila.Lucas Torró conduce un balón en el partido ante el Almería
Lucas Torró conduce un balón en el partido ante el Almería

-Qué diferencias ves entre el Real Oviedo de Anquela y el de Hierro.

-El esquema es la mayor diferencia, claro. Este Oviedo tiene bien cogido el sistema de tres centrales y dos carrileros y son muy seguros atrás. Arriba es parecido a lo del año pasado, con jugadores de nivel como Saúl, Fabbrini o los delanteros. La contundencia atrás es la clave, creo.

El año pasado también la tuvimos, pero en muchos partidos de fuera de casa no estuvimos al nivel que tocaba y que sí dimos en casa.

-Saúl Berjón y Alfonso Herrero. ¿Qué opinabas de ellos el año pasado y cómo los ves este año?

-Si preguntas a cualquiera de los que estuvimos el año pasado te dirán que, por lo menos entrenando, veías que Alfonso era un porterazo. Verlo día a día te daba esa idea y que merecía una oportunidad. Este año la ha tenido y la ha aprovechado con creces. Además, justo entró el equipo cogió aquella grandísima racha.

«En los entrenamientos del año pasado ya veíamos que Alfonso era un porterazo»

-Ya os conocíais, ¿no?

La primera vez que jugué ante Alfonso fue en juveniles. Yo iba con la selección valenciana y él con la madrileña, y me quedé flipando con él. Luego tuve la suerte de compartir vestuario con él en el juvenil A del Real Madrid y en el Castilla. No me sorprende su nivel porque lo conocía bien.

-¿Y Saúl? 

-Recuerdo que sus dos primeros partidos del año pasado fueron de un nivel alucinante. Lo bueno de Saúl es que este curso hizo esa pretemporada que le faltó el año pasado, y se ha notado mucho. Desde el principio ha demostrado estar a un nivel por encima de muchos jugadores de la categoría. Es un futbolista con mucho criterio en el juego y que le da mucho fútbol a su equipo.

Torró disputa un balón en el Huesca-Oviedo de la ida
Torró disputa un balón en el Huesca-Oviedo de la ida

-¿Cómo ves el partido del sábado? Es un todo o nada, sobre todo para vosotros.

-Sí, sin duda. Nosotros lo afrontamos así. Estamos a tres puntos y viendo el calendario de rivales como el Oviedo pues sí que es cierto que nos la jugamos el sábado. Luego tenemos otros enfrentamientos directos ante Numancia y Valladolid que nos pueden permitir recortar puntos.

-Aun así ya sabes como es la Segunda. Si no ganas una semana estás muerto pero a la siguiente te vuelve a surgir una oportunidad de meterte. Esto es así. Quedan cuatro jornadas y hay que pensar que esta es la última. Estamos concienciados y si ganamos al Oviedo estaremos en una posición muy buena.

«Quedan cuatro jornadas y hay que pensar que la de este sábado es la última»

-¿Te atreves a pronosticar el ascenso directo y el playoff?

-(risas). Firmo que Osasuna y Oviedo jueguen el playoff de ascenso, luego que se apañen los demás.

Valora este artículo

10 votos
Comentarios

Lucas Torró: «Fue muy difícil decidir no seguir en Oviedo»