Caparrós tira del rival del Oviedo

El primer equipo de Nervión puede restar efectivos a su filial

Alejandro Pozo y sus compañeros celebran el gol al Nàstic
Alejandro Pozo y sus compañeros celebran el gol al Nàstic

Oviedo

Ya con la clasificación a la Europa League en la mano, el Sevilla afronta este sábado la última jornada de Liga en Primera División. Los de Nervión reciben el sábado (18:30 horas) en el Pizjuán a un Alavés que tampoco se juega nada. En este contexto, parece que Joaquín Caparrós quiere que alguno de los chavales de la cantera debute ante su gente.

El técnico utrerano, especialista en sacar futbolistas de la casa a principios del 2000, ve en esta jornada una oportunidad perfecta y lleva toda la semana llamando a filas a varios jugadores del filial. Dicha situación puede beneficiar al Real Oviedo, ya que al jugar también de sábado ante el filial blanquirrojo, el equipo de Tevenet llegaría mermado al Tartiere.

Uno de los hombres con más posibilidades de no viajar a tierras asturianas es Alejandro Pozo. Pieza clave en el filial prácticamente desde la pasada temporada, el joven de tan solo 18 años es una de las perlas de Nervión. Este curso, a pesar de que el rendimiento del equipo no ha servido para salvarse, ha sido el de su consolidación en una categoría tan dura como la Segunda.

Cuarto jugador de la plantilla con más minutos, su verticalidad y su capacidad para el regate y la asociación tanto por fuera como por dentro le han servido para ser un fijo en los planes de Tevenet, siendo muy vigilado con el primer equipo desde el pasado verano, cuando hizo la pretemporada bajo las órdenes de Berizzo

Valora este artículo

6 votos
Comentarios

Caparrós tira del rival del Oviedo