Poco premio para un buen Oviedo

Los azules empatan (1-1) en su debut liguero en un encuentro en el que fueron superiores y merecieron mejor suerte

Boateng, Toché y Bolaño celebrando el 1-0
Boateng, Toché y Bolaño celebrando el 1-0

Oviedo

Se presentó el nuevo Real Oviedo de Juan Antonio Anquela ante un Carlos Tartiere expectante. Los carbayones siguieron la línea del verano y dominaron a su rival la mayor parte del encuentro, pero la mala fortuna en el área rival y un gol a balón parado del Extremadura impidieron que los tres puntos se quedasen en casa.

Javi Muñoz se presenta ante el Carlos Tartiere

El once de Juan Antonio Anquela era una de las grandes incógnitas de la semana. La portería, el eje de la zaga, el centro del campo y la delantera no tenían dueño fijo y cualquier opción podía sorprender. Finalmente, el jienense eligió a Alfonso, apostó por un diestro y a un zurdo como Carlos y Bolaño para el eje de la zaga y los tres fichajes ocuparon la medular. Por último, Toché fue el ariete titular.

Las pretemporadas no tienen mucho valor en el aspecto competitivo, pero sí sirven para realizar un trabajo que puede ser básico en los primeros meses del curso. Los mecanismos vistos en las últimas semanas, tanto en El Requexón como en los amistosos, se vieron ante el Extremadura.

Los azules dominaron la primera parte a través del balón. Esperaban a que el Extremadura fallase al no encontrar soluciones en salida para robar rápido y empezar a construir el ataque. El flanco izquierdo sigue siendo el favorito del Oviedo, pero este curso hay más cantidad y, sobre todo, más calidad.

Antes del 1-0 los azules ya rondaban el último pase ante un Extremadura incapaz de sostener el centro del campo rival. Javi Muñoz se presentaba a su nuevo estadio luciendo todas sus cualidades; ofrecimiento constante, técnica depurada y toma de decisiones. El de Parla era el enlace perfecto de unos Mossa y Saúl por los que el verano no ha pasado.

Por su parte, Diegui y Bárcenas lideraban una banda derecha con menos presencia pero igual de peligrosa. El canterano llegaba con facilidad a la línea de fondo y se entendió bien con un panameño acertado en los controles. Además, recibían la ayuda de un Boateng incansable y que también pisaba área rival.

Y llego el primer gol. Combinación que acaba en un centro preciso de Mossa que Toché, en su lugar del campo favorito, remató a gol a la perfección. Tras el 1-0 el guión fue el mismo. La presión tras pérdida azul era perfecta y al Extremadura le duraba poco la pelota. Los de Almedralejo solo creaban peligro a balón parado, pero Alfonso se mostró muy seguro.

Mismo dominio, suerte diferente

El Extremadura se estiró un poco tras el paso por los vestuarios. Sabas pasó a un 4-4-2 con la entrada de Willy y los extremeños comenzaron a buscar las transiciones rápidas por bandas, pero la defensa azul no sufría. Por contra, el Oviedo sí seguía haciendo daño a su rival.

Los ataques se iniciaban en izquierda y acaban en derecha, pero Diegui y su poco acierto en los metros finales impidieron redondear varias jugadas azules. La presión tras pérdida era la norma y ahí la medular carbayona no cesaba. Yoel Bárcenas apareció y en el 59', tras una jugada personal, su centro lo remató Toché, pero se fue desviado.

Ibra sustituyó al murciano y el partido se siguió jugándose en campo del Extremadura. Javi Muñoz pudo marcar el segundo desde la frontal del área, pero su disparo cogió demasiada rosca. El propio Muñoz dejó solo a Ibra ante Manu García pocos minutos después, pero Djaló llegó para desviar el disparo del senegalés.

Pero el fútbol no entiende de dominio ni de merecimiento, y en el 74', a la salida de un córner, Álex Barrera ponía las tablas en el marcador. El Extremadura aprovechó su única arma para, tras una serie de rechaces, igualar el encuentro. Anquela dio entrada a Joselu y el Oviedo siguió al mando del juego, pero las ocasiones no llegaban. 

En el 80', Carlos encontró en largo a Mossa, el valeciano tocó de primeras y Saúl, tras regatear a un defensor, se sacó de la manga un 'derechazo' que salvó por milímetros un ágil Manu García. A sabiendas del encierro que se le venía encima, Sabas dio entrada a Aitor y el Extremadura pasó a jugar con doble lateral.

Joselu, Javi Muñoz y Saúl pudieron poner por delante a los azules, pero Manu García se hizo grande. Tras dos minutos de descuento, el encuentro llegó a su fin. El Oviedo sigue sin ganar un primer partido de Liga desde su regreso en 2015, pero las sensaciones son muy distintas.

Ficha técnica

Real Oviedo: Herrero; Johannesson, Carlos Hernández, Bolaño, Mossa; Boateng, Tejera, Javi Muñoz; Bárcenas (Joselu min 75), Toché (Ibra min 63'), Saúl Berjón.

Extremadura: Manu García; Álex Díaz, Djalo, Pardo, Pomares; Borja Granero, Barrera; Valverde (Aitor min 80), Kike Márquez, Samuel (Willy min. 45); Rennella. 

Goles: 1-0 Toché (min.11); 1-1 Barrera (min. 74).

Árbitro: Javier Iglesias Villanueva (Comité Territorial Gallego).

Tarjetas: Amarilla: Valverde (min. 59); Joselu (min. 88).

Incidencias: Estadio Carlos Tartiere, 13.315 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de los abonados del club fallecidos durante la temporada 2017-2018,

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

Poco premio para un buen Oviedo