El Oviedo muda su piel para sumar su primer triunfo

El conjunto carbayón goleó (2-4) al Córdoba en un partido en el que dominó sin balón y consigue la primera victoria del curso

Los jugadores del Oviedo celebran un gol
Los jugadores del Oviedo celebran un gol

Oviedo

Tras una semana en la que se habló poco de fútbol y mucho del famoso límite salarial, Córdoba y Oviedo midieron sus fuerzas en el Nuevo Arcángel en un partido extraño. Las contras del conjunto de Anquela marcaron un partido que se puso de cara pronto y que, a pesar de los intentos de los blanquiverdes, no se le escapó al equipo carbayón.

 Un Oviedo práctico

Juan Antonio Anquela optó por el mismo once que debutó en el Carlos Tartiere ante el Extremadura el domingo pasado, pero el Oviedo mudó su piel. Con idénticos jugadores, el cuadro carbayón afrontó el partido ante el Córdoba con otra idea de juego, quitándose responsabilidad con balón e intentando aprovecharse de las debilidades del rival.

Sandoval puso en liza un esquema con tres centrales y carrileros que, si bien ofrecía mucha amplitud, no conseguía encontrar soluciones por dentro. Boateng, Javi Muñoz y Tejera tapaban al trivote cordobés y, al no ser Jovanovic ni Alfaro delanteros, sufrían para hacerse fuertes ante Christian y Carlos.

El Oviedo dejaba golpear a los centrales rivales y esperaba su oportunidad. Y esta llegó pronto: minuto 6, despeje largo de Toché tras una falta lateral del Córdoba, Saúl controló y se la dio al espacio a Bárcenas para que el panameño, tras un par de quiebros, se la devolviese al 10, que batió no sin tensión a Stefanovic. 

Los carbayones se relamían con cada pérdida de un Córdoba incapaz de salir limpio desde atrás. Bambock no terminaba de estar acertado y la única solución era buscar a un Galán con chispa desde el primer minuto. El extremeño fue el jugador al que se agarraba el Córdoba para incordiar al Oviedo, pero las ocasiones no llegaban. 

La medular seguía siendo 'territorio Boateng', pero los de Anquela no terminaban de hacerse con el balón. Tampoco lo necesitaba. Ya en el 33', un balón largo de Carlos no lo consiguió despejar Aythami, Toché recogió la segunda jugada y la picó al espació para que Bárcenas definiese con brillantez ante Stefanovic. 0-2 y descanso en el Nuevo Arcángel.

Un segundo tiempo loco

Tras el paso por los vestuarios, un Sandoval ya expulsado por protestar a Sagués Oscoz en la recta final del primer tiempo sacó a Bambock de la partida e introdujo a Jaime Romero. Los blanquiverdes se estiraron y, de nuevo por medio de Javi Galán, llegaron con peligro al área de Alfonso.

Una de estas internadas desembocó en la parada de la noche por parte de Herrero primero y en el 1-2 después, al rematar Alfaro un centro de Javi Lara a la salida de un córner provocado por el ya mencionado Galán. El Oviedo se acordó de lo que le hizo fuerte ante el Extremadura y Javi Muñoz y Tejera se hicieron fuertes en la medular.

Cuatro minutos después del 1-2, en el 56', una gran jugada colectiva de los azules acabó con un precioso pase de Bárcenas a Diegui para que el canterano dejase solo a Berjón en boca de gol. Y el ovetense no falló. Con el 1-3 el Córdoba se tiró al ataque y dejó metros a un Oviedo cómodo a la contra.

Forlín se situó de pivote tras sustituir a Boateng, pero lo que cambió el partido fue la entrada de Piovaccari. El robusto delantero italiano fijó a los centrales azules y comenzó a ser un dolor de cabeza. En el 72', le ganó el duelo a Carlos Hernández y batió a Alfonso Herrero por bajo. 

Con el 2-3 los de Anquela siguieron jugando con el marcador y se aprovecharon de un Córdoba desesperado. Los espacios generados por el equipo blanquiverde fueron un caramelo para el Oviedo en general y Bárcenas en particular. El panameño, a pase de un Toché perfecto actuando como apoyo de las contras, anotaba el 2-4 con un tiro mordido.

El partido murió siendo un correcalles en el que ningún equipo gozó de ocasiones claras. Ya en el 91', Piovaccari se escapaba y Forlín se tiró en segada haciendo penalti. Alfonso Herrero redondeó una gran segunda parte y atajó la pena máxima lanzada por Aguado. En un partido extraño, el Real Oviedo sumó su primera victoria del curso y, por primera vez en las últimas tres temporadas, llegará a la tercera jornada sin saber lo que es perder. 

Ficha técnica

Córdoba: Stefanovic; Quintanilla, Jesus Valentín, Aythami; José Fernández, Aguado, Bambock (Jaime Romero min. 46), Javi Lara (Piovaccari min. 65), Javi Galán (Quezada min. 79); Alfaro, Jovanovic.

Real Oviedo: Herrero; Johannesson, Carlos Hernández, Bolaño, Mossa; Boateng (Forlín min. 63), Tejera, Javi Muñoz; Bárcenas, Toché (Joselu min. 83), Saúl Berjón (Aarón min. 75). 

Goles: 0-1 Saúl Berjón (min. 7); 0-2 Bárcenas (min. 34). 1-2 Alfaro (min. 52); 1-3 Saúl Berjón (min. 57); 2-3 Piovaccari (min. 73); 2-4 Bárcenas (min. 81). 

Árbitro: Gorka Sagués Oscoz (Comité Territorial Vasco).

Tarjetas: Amarillas: Saúl Berjón (min 23); Carlos Hernández (min 37); Bambock (min 44); Aythami (min 45); Bárcenas (min 45); Quintanilla (min. 46); Javi Muñoz (min. 61). 

Incidencias: Estadio Nuevo Arcángel. 12.754 espectadores.

Valora este artículo

8 votos
Comentarios

El Oviedo muda su piel para sumar su primer triunfo