Christian: «Si para ayudar al equipo tengo que ir al límite, iré»

El defensa del Real Oviedo da su versión sobre la polémica generada en torno a él

Christian Fernández tras el Oviedo-Albacete
Christian Fernández tras el Oviedo-Albacete

Oviedo

Cuatro días después del partido ante Osasuna y de todo lo que trajo consigo, Christian Fernández ha dado la cara esta tarde. En el programa radiofónico Tiempo Añadido de la RPA, dirigido por nuestro compañero Miguel Fernandi, el jugador del Real Oviedo respondió a todo y dio su versión de toda esta polémica. 

El partido ante Osasuna y las declaraciones de Arrasate

«Me genera indiferencia que la gente hable de mí, la verdad. No puedo decir otra cosa».

«No le doy ningún valor a lo que dijo Arrasate, tampoco a lo que dijeron los jugadores. Es una reacción normal en un momento de calentura, se dan a diario en todos los partidos».

«Osasuna es una gran institución, con grandes jugadores y con un entrenador que ha demostrado su valía».

Polémica generada

«Son acciones de fútbol, hay un árbitro que las juzga y las interpreta».

«Hoy en día las redes sociales y todo eso que se mueve en torno al fútbol hacen que todo se agrave y tenga mucho más importancia. Esto ha existido siempre pero ahora tienen una cobertura mayor».

«Al final en el mundo del fútbol todos nos conocemos. Sabes qué jugador puede entrar en según que provocaciones y quienes no».

«Yo tengo un carácter fuerte e impulsivo, me gusta la guerra. Pero uno va teniendo una edad, una experiencia, sabes que pretenden y no iba a caer ahí».

«El árbitro prepara los partidos tirando de hemeroteca. Sabe donde pueden estar las jugadas polémicas y seguramente en muchas de esas acciones estaré yo, principalmente porque siempre estaré con el delantero».

Su rol dentro del equipo

«Yo sé que en un equipo hay roles. El mío no es el mismo que el de Joselu, pero cada uno desde nuestro puesto puede tener una transcendencia».

«Lo virtuoso ocurre con balón, mi fuerte está sin él. Tú puedes jugar un partido perfecto y por una acción se puede ir al traste, un delantero todo lo contrario».

«Mi labor es ingrata, siempre estarás sujeto a la crítica. Y cuando lo hagas muy bien, dirán que jugaste normal. Pero no necesito el reconocimiento de nadie».

«La trayectoria avala el rendimiento de cada uno. No soy un virtuoso con balón, ni tengo una salida aseada, ni soy muy rápido, pero a mí nadie me ha regalado nada».

«Si para ayudar al equipo eso tengo que ir al límite, iré. Y cuando no tenga que jugar pues animaré desde el banquillo. Y el lunes en el entrenamiento 'meteré el dedo en el culo' para que nadie se relaje y acabe trabajando».

«Yo me limito hacer lo mejor para mi equipo, y mi equipo es el Real Oviedo. Esté bien, mal o regular, para mí lo importante es ayudar al grupo a conseguir los éxitos».

El problema a balón parado

«Eso es lo que de verdad me preocupa. Ahora mismo somos un equipo vulnerable, asequibles para el resto de los rivales».

«Además, ofensivamente no estamos creando nada, cuando el año pasado era todo lo contrario».

«Es algo que se subsana con concentración, ser sabedor de lo que hay que hacer en cada momento y responsabilizarte de que tu marca no remate».

«Esto también es como las rachas de los delanteros. De los últimos cinco goles cuatro vienen así, hay que intentar mejorarlo. No hay que dramatizar pero hay que ser responsable».

Javi Hernández y su papel como veterano

«Intentamos ayudar a que no cometan los errores de juventud que nosotros cometimos. Antes el veterano era inaccesible, el rol del joven era residual. Ahora no quieres que ellos pasen por ese trámite».

«Javi tiene la oportunidad de subirse al tren. Las condiciones las tiene todas y encima es zurdo, algo poco habitual. Le dije que en su zona se tiene que hacer respetar y que yo lo iba a ayudar».

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

Christian: «Si para ayudar al equipo tengo que ir al límite, iré»