Anquela se piensa el 4-4-2

El Real Oviedo disputó un partidillo de entrenamiento ante el Caudal

Los jugadores del Oviedo calientan con Marcos Marcén
Los jugadores del Oviedo calientan con Marcos Marcén

Oviedo

Un partidillo ante el Caudal Deportivo (Tercera División) sirvió como segundo entrenamiento semanal del Real Oviedo en El Requexón. Dicho encuentro, de 80 minutos y que acabó con empate sin goles, le sirvió a Juan Antonio Anquela para realizar varias pruebas con vistas al encuentro del domingo ante la UD Las Palmas (Estadio de Gran Canaria, 20:30 horas).

El 4-4-2 fue la principal novedad de la sesión. Si bien el técnico jienense comenzó el encuentro con el esquema habitual de tres centrales y dos carrileros, tras los descansos de ambas partes movió al equipo y acabó con extremos y doble punta. Richard Boateng y Mossa no entrenaron con el grupo debido a unas sobrecargas, pero su presencia en Las Palmas no corre peligro.

El partido comenzó con Champagne; Diegui, Bolaño, Josín, Javi Hernández, Jero; Folch, Javi Muñoz; Yoel Bárcenas, Toché y Steven Prieto. Al descanso de esta primera parte, además del Alfonso por Nereo, cambió a defensa de cuatro, siendo Diegui y Javi Hernández los laterales, Bárcenas y Jero los extremos y Toché y Steven en la doble punta. 

El Caudal se mostró como un equipo serio y los azules tuvieron dificultades para llegar al área mierense. Los primeros 40 minutos finalizaron con tan solo dos ocasiones claras para el Oviedo: un tiro desde la frontal de Toché y un mano a mano de Javi Muñoz tras una buena combinación. 

Los segundos 40 minutos comenzaron con Alfonso (que jugó tres de las cuatro partes); Carlos Martínez, Josin, Alanís, Orviz (cedido en el Ceares), Jero; Javi Mier, Tejera; Viti, Toché y Steven. El doble pivote formado por Mier y Tejera dio más dinamismo a la circulación de balón y el Oviedo merodeó con frecuencia el área del Caudal.

Un nuevo paso al 4-4-2 sirvió para ver a Alanís de lateral izquierdo, un eje de la zaga formado por Orviz y Josín y a Ibra, que disputó los últimos 20 minutos acompañando a Steven en punta. Precisamente el delantero, Jero y Josín, todos ellos del Vetusta, fueron los únicos jugadores en estar sobre el césped los 80 minutos del partidillo.

Un par de ocasiones para Ibra y Steven, además de los buenos minutos de Javi Mier y Viti, fueron lo más reseñable del segundo tiempo. Mañana viernes, día en el que hablará Anquela, el Real Oviedo realizará su último entrenamiento en tierras asturianas, esta vez a puerta cerrada.

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

Anquela se piensa el 4-4-2