Las notas: El Oviedo se autolesiona

Los azules volvieron a dar una buena imagen ante un gran rival, pero la falta de puntería, los errores defensivos y la poca valentía les empujaron a la derrota

Champagne en el suelo tras un disparo de Adrián Ramos
Champagne en el suelo tras un disparo de Adrián Ramos

Oviedo

El mejor

Diegui Johannesson: 8. Por segunda semana consecutiva el canterano azul fue uno de los líderes del ataque azul. Por fuera o con diagonales hacia dentro, el de Villaviciosa se las ingenió para poner en muchos aprietos a la defensa del Granada. Pudo marcar. 

El once

Champagne: 4. No fue el mejor partido del arquero argentino. No transmitió seguridad a la defensa en casi ningún momento del encuentro y, aunque no se le puede echar la culpa en el 1-0, se vence muy temprano ante Adrián Ramos.

Carlos Martínez: 5. El donostiarra, central ante el Almería, volvió a su posición natural en el día de hoy. Sufrió en un par de ocasiones ante Vadillo y Pozo, pero salió vivo de Los Cármenes. Poca aportación ofensiva.

Bolaño: 4,5. Sufrió demasiado ante un poderoso Adrián Ramos. Al espacio o cuando iba a recibir en corto, el colombiano fue un hueso muy duro. Tras el descanso ajustó su posición y mejoró.

Alanís: 4. Al revés que Christian, su compañero en el eje de la zaga. Solventó con más o menos apuros el primer tiempo y fue claramente superado por Ramos en el segundo. El 1-0 está en su debe.

Mossa: 6. Uno de los recursos más fiables que tiene el Oviedo para hacer daño al rival. Le faltó precisión en el pase, pero realizó un buen partido. Vio la quinta amarilla y no tiene recambio. 

Javi Muñoz: 6. Su primera parte fue un soplo de aire fresco tras muchas jornadas sin aportar demasiado. Tras el descanso, el Oviedo tuvo menos el balón y el de Parla fue gran damnificado. 

Folch: 4. Floja actuación del mediocentro catalán. Muy impreciso en el pase, solo su indudable inteligencia sin balón le permitió no sufrir ante Montoro y San Emeterio. Está aportando pocas soluciones.

Yoel Bárcenas: 7. Con más o menos acierto, el panameño es el jugador más desequilibrante de este Real Oviedo. Falló en la toma de decisiones pero el Granada sufría cuando el '11' la tenía. No se entiende su cambio.

Tejera: 6,5. Volvió a jugar por delante del doble pivote, como ya hiciera en el encuentro ante Las Palmas. Fiable como ninguno, estar tan alejado del balón no siempre le ayuda. 

Ibra: 5,5. Como todos los delanteros, su partido podría haber cambiado si hubiera marcado el mano a mano del que gozó en el primer tiempo. Compitió bien ante los centrales rivales, pero falló en el momento justo.

Desde el banquillo

Toché: 5. El capitán del Oviedo fue el primer cambio de Anquela y, aunque se fajó en los balones aéreos e intentó con más o menos suerte lanzar alguna contra, no gozó de ninguna ocasión dentro del área.

Omar Ramos: -. El tinerfeño entró por Bárcenas y ocupó el flanco izquierdo. Con el panameño en el campo podría haber sido una herramienta muy útil, pero el Granada ganó terreno y el '7' azul tenía muy pocos socios en campo contrario.

Steven: -. Sin tiempo a nada. 

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

Las notas: El Oviedo se autolesiona