El regreso del Málaga al Carlos Tartiere

El Real Oviedo lleva 18 años sin efrentarse al conjunto andaluz

Toché (Real Oviedo) y Ricca (Málaga) celebran un gol
Toché (Real Oviedo) y Ricca (Málaga) celebran un gol

Oviedo

La primera vuelta de la 00/01 fue el único recuerdo grato que el oviedismo guarda de aquel curso. En el que sería la última temporada del Real Oviedo en Primera hasta la fecha, el conjunto azul comenzó intratable en el Nuevo Carlos Tartiere, estadio que justamente estrenaba.

Los azules no cayeron en su nuevo feudo hasta el 2001, cuando el 7 de enero el Fútbol Club Barcelona venció por 2-3. Antes, siete victorias en ocho jornadas como local. Los de Antic solo pudieron rascar un empate a domicilio, pero los tres puntos que conseguía cada vez que jugaba en casa le valían para estar entre los 10 primeros de la clasificación.

Una de esas 7 victorias fue ante el Málaga, que ahora vuelve al municipal ovetense más de 18 años después. Aquel 3-2 sobre la bocina (gol de falta de Tomic) que el Oviedo consiguió ante los boquerones en el regreso, por cierto, de Dely Valdés a la casa azul, se disputó un 3 de diciembre del 2000. No había ni comenzado el siglo XXI.

El desenlace de aquella 00/01 todo el mundo lo conoce. El equipo de Antic se hundió en una desastrosa segunda vuelta y descendió a Segunda en la última jornada. Ahí se separaron los caminos de ambos conjuntos. El Málaga estuvo en Primera hasta el 2006. Luego, al segundo intento, volvió a ascender y no regresó a la división de plata hasta este verano. El vía crucis del Oviedo durante esos años no hace falta ni recordarlo. 

Así pues, el Oviedo-Málaga de este sábado (Carlos Tartiere, 16:00 horas) será el primero para una generación entera de oviedistas. Si el encuentro se parece a la última visita de los boquerones, el oviedismo pasará un buen fin de año. 

Comentarios

El regreso del Málaga al Carlos Tartiere