La Pizarra: Anquela asfixia al Francisco de la Hera

Pablo Fernández OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Juan Antonio Anquela en el Francisco de la Hera
Juan Antonio Anquela en el Francisco de la Hera LFP

Analizamos en cinco claves la victoria del Real Oviedo ante el Extremadura

22 ene 2019 . Actualizado a las 09:37 h.

Como si de una tercera parte del Real Oviedo-Tenerife se tratara, el conjunto de Juan Antonio Anquela siguió en el Francisco de la Hera el mismo plan de la semana anterior: presión intensa tanto en el inicio de juego rival primero, castigar las pérdidas del Extremadura, dormir el partido a través del balón y conceder muy poco cerca de su área. Pautas básicas pero que, bien ejecutadas, hacen del Oviedo un equipo muy peligroso. Si a esto le añades acierto...

Tienza y Zarfino, las víctimas de Anquela

Ahogar al centro del campo azulgrana y robar cerca del área rival. El Oviedo salió con las ideas claras al césped del Francisco de la Hera y a los siete minutos ya debía ir 0-2, pero Diegui se encargó de demostrar que lo suyo no es el área.

Los azules permitían el primer pase al central y muy poco más. Con Tienza y Zarfino bloqueados, Granero y Pardo no encontraban soluciones, jugaban en largo y era ahí cuando la maquinaria carbayona se ponía en marcha: bien perfilados, Bárcenas y Mossa tapaban pase interior mientras que Mossa y Carlos Martínez, seguidos de los centrales, hacían el campo corto. El balón casi siempre acababa en las botas de uno de azul.