Pena máxima para el Real Oviedo

Los azules caen en Zaragoza tras fallar un penalti y recibir un gol en fuera de juego

Cristian Alvarez Alanis penalti Zaragoza Real Oviedo La Romareda.Cristian Álvarez detiene el penalti de Alanís
Cristian Álvarez detiene el penalti de Alanís

Oviedo

Se terminó la racha de 2019 para el Real Oviedo tras caer ante el Zaragoza (2-0) merced a dos goles de Álvaro Vázquez. La historia pudo ser distinta si los de Juan Antonio Anquela hubiesen acertado con un penalti mediada la segunda mitad y cuando el marcador estaba en empate. Alanís golpeó fuerte, pero Cristian Álvarez reaccionó perfectamente.

Acto seguido, gol de los maños en claro fuera de juego de Álvaro Vázquez y tras una falta de Soro a Diegui Johannesson. Tras 75 minutos de excelente nivel defensivo, la muralla asturiana se derrumbaba en La Romareda y asistía a la sentencia local casi en el descuento con un precioso gol de escorpión del propio Álvaro Vázquez.

Para no cambiar las tradiciones recientes, Anquela tuvo que afrontar una nueva baja instantes antes del inicio del encuentro. Carlos Martínez, uno de los destacados frente al Extremadura, se caía de la convocatoria por un proceso vírico. El preparador azul tenía que modificar el once que vencía la jornada pasada y dar entrada a Christian Fernández. En esta ocasión, Mossa, y no Diegui Johannesson, sería el extremo.

El Zaragoza domina. El Real Oviedo asusta

Como era de esperar, fue el conjunto maño el que se hizo con la posesión del esférico. El Real Oviedo esperaba pacientemente atrás, bien resguardado cerca de su área y con un Nereo Champagne que intervino magníficamente para evitar el 1-0 de Delmás en el minuto 3.

Fue el único intento serio del Zaragoza, ya que el Real Oviedo fue el que comenzó a probar al cancerbero local. Primero lo intentó Bárcenas tras una falta lateral de Tejera. Pero la ocasión más clara la tuvo Mossa en un remate de cabeza tras un medido envío de Johannesson. En ambas ocasiones, Cristian Álvarez intervino lo justo para desviar el esférico.

Con los asturianos perfectamente cerrados, el conjunto de Víctor Fernández era incapaz de encontrar un hueco por el que progresar. El trabajo defensivo de los de Anquela en la primera mitad fue sencillamente perfecto, exigiendo una precisión milimétrica a los maños. Al más pequeño fallo, allí aparecía uno de azul para despejar o recuperar el esférico. Y donde no llegaban, lo hacía Champagne que volvió a tapar perfectamente un intento de Álvaro Vázquez en el último suspiro antes del descanso.

Los de Anquela, con uñas y dientes

Como era de esperar, los de Víctor Fernández salieron a por todas tras el paso por los vestuarios. Los maños subieron una marcha más de la mano de Pombo, un futbolista dominante en la categoría. El Real Oviedo, en cambio, comenzaba a dar pequeños síntomas de flaqueza, a cometer los primeros errores que se traducían en ocasiones para los locales.

La tuvo Papunashvili tras un error de Carlos Hernández y Alanís, pero el georgiano la envió muy arriba. Pudo adelantar a su equipo Zapater tras una gran conexión entre Pombo y Álvaro Vázquez, pero el capitán maño también remató demasiado alto.

Consiguió responder el Real Oviedo al agobio inicial. En un saque de esquina en corto, Yoel Bárcenas entró en el área, recortó a dos rivales y fue claramente derribado por Eguarás. Penalti para los de Anquela que podían ponerse por delante en el electrónico.

La responsabilidad la asumió Oswaldo Alanís. El mexicano ejecutó fuerte con su pierna izquierda, a su lado natural, pero se encontró con una gran intervención de Cristian Álvarez. Los asturianos perdían una ocasión inmejorable de ponerse por delante.

Pena máxima para los de Anquela

El fallo del penalti, que parecía haber activado al Real Oviedo, terminó castigando a los asturianos. En una jugada sin peligro aparente, Diegui despejó hacia su campo y fue objeto de falta clara de Soro. Además, el maño fue el último en tocar el balón. El esférico llego hasta Álvaro Vázquez, en posición adelantada, que batió a Champagne.

El 1-0 llegaba en el momento en el que los azules habían conseguido ralentizar a su rival. El golpe llegaba en el mejor momento de los de Anquela. Pudo ser todavía peor, pero Álvaro Vázquez no consiguió batir a un Champagne que realizó otra espectacular parada en área pequeña.

El tiempo pasaba para los intereses asturianos sin que hubiera reacción alguna. Demasiado cansancio tras un encuentro en el que los azules se exprimieron al máximo. Juan Antonio Anquela ni siquiera agotó los cambios con un equipo agotado y que se empezaba a descoser poco a poco.

Para terminar con la agonía del Real Oviedo, el Zaragoza sentenciaba con un tremendo golazo de Álvaro Vázquez de escorpión. Un remate antológico, precioso y brillante que pilló por sorpresa a Champagne y a toda la defensa.

Primera derrota del Real Oviedo en 2019 que cierra una racha de cuatro encuentros sin conocer la derrota. Los de la capital ven frenada su progresión y ahora tendrán que recomponerse para recibir al Cádiz, rival directo, la próxima semana en el Carlos Tartiere.

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Delmás, Verdasca, Guitián, Lasure (Aguirre, min 70); Zapater, Eguarás, Igbekeme, Pombo (Guti, min 82); Papunashvili (Alberto Soro, min 63), Álvaro Vázquez.

Real Oviedo: Champagne; Johannesson, Carlos Hernández, Alanís, Bolaño (Toché, min 80), Javi Hernández; Folch, Tejera; Yoel Bárcenas, Mossa (Steven, min 90), Joselu.

Goles: 1-0 Álvaro Vázquez (min 75). 2-0 Álvaro Vázquez (min 89).

Tarjetas: El colegiado Figueroa Vázquez amonestó al local Zapater (min 49).

Incidencias: Estadio de La Romareda, 17.700 espectadores.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Pena máxima para el Real Oviedo