Un miedo que ya es una realidad

Los resultados y las malas sensaciones dejan al Real Oviedo en una situación complicada

Los jugadores del Real Oviedo retirándose tras el entrenamiento
Los jugadores del Real Oviedo retirándose tras el entrenamiento

Oviedo

«Hay que ser realistas y sabedores de que nos estamos jugando mucho. No nos podemos plantar en la jornada cinco con un punto porque empezarían unas dudas que en nada beneficiarían al equipo. Estamos compitiendo bien pero hay muchas cosas que mejorar». Así de claro se mostraba Christian Fernández hace dos semanas, días después del encuentro ante el Lugo. Las palabrás del cántabro fueron claras y ahora más que nunca resuenan en el entorno oviedista.

Ese futuro complicado que podría vivirse en caso de perder en Fuenlabrada y Miranda se ha cumplido y ahora el Real Oviedo afronta su primera final del curso. No parece septiembre un mes para este tipo de citas, pero es evidente que los dos encuentros que jugarán los azules en San Mateo marcarán la segunda etapa de Sergio Egea en el club carbayón.

Si seguimos echando un ojo a aquella rueda de prensa, los problemas que señalaba uno de los capitanes azules no se han corregido. «Creo que de momento el equipo no está funcionando de forma armoniosa, indudablemtente falta conjugarse mejor», dijo Christian tras la derrota en Riazor y el punto sumado ante el Lugo.

Mientras, en El Requexón, el cuerpo técnico repetirá la fórmula de la semana pasada y entrenará tres días a puerta cerrada. Ya no se mira a las jornadas venideras, Elche y Extremadura serán el comienzo o el final de todo. 

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Un miedo que ya es una realidad