La enfermería azul, vacía

Javi Rozada, por primera vez desde que se hizo cargo del primer equipo, tiene toda la plantilla disponible

Los jugadores del Real Oviedo en El Requexón
Los jugadores del Real Oviedo en El Requexón

Oviedo

Todo parece marchar sobre ruedas en El Requexón. El Real Oviedo continúa con su escalada en Liga y, además de sumar tres victorias y dos empates en los últimos cinco encuentros, el apartado de bajas se reduce al máximo. 

Con Alejandro Arribas entrenándose desde el martes al mismo ritmo que sus compañeros, la enfermería del Real Oviedo se vacía. Javi Rozada, por primera vez desde que se hizo cargo del primer equipo, trabaja con toda la plantilla a su disposición.

En los primeros días del técnico ovetense en el banquillo azul, el central madrileño y Lucas Ahijado fueron sus primeras bajas. El primero tras el fuerte esguince de rodilla que sufrió a finales de septiembre, mientras que el segundo por unas molestias que le impidieron jugar en Ponferrada.

Una vez recuperado el lateral, Arribas era el único lesionado del equipo. Ahora, tras dos entrenamientos al mismo ritmo que el grupo, parece pronto para que Rozada lo incluya en la lista que viaje el viernes a Málaga, pero no es una opción remota. Con el paso de los días, sus posibilidades de entrar en una convocatoria irán en aumento. 

Habrá que ver si el técnico ovetense sigue contando con los Obeng, Riki o Viti para el día a día. En el caso del delantero ghanés, que parece haber superado a Ibra en la rotación de arietes, formó parte de la lista de 18 en los últimos dos encuentros y, ante el Albacete, fue uno de los tres futbolistas que entraron en la segunda parte. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La enfermería azul, vacía