Contra viento y marea

El Real Oviedo llega al siempre difícil El Alcoraz sumido en su peor crisis institucional desde la llegada del Grupo Carso

Borja Sanchez Real Oviedo Almeria Carlos Tartiere

Oviedo

Tras una semana convulsa en la que Michu dejó su puesto de secretario técnico (o director deportivo), el Real Oviedo trata de regresar a la normalidad de la competición. Lo hará frente al Huesca (sábado 16:00 / Estadio El Alcoraz / Movistar LaLiga), un equipo que todavía mantiene la vitola de máximo favorito para el ascenso final.

Se trata, por tanto, de un choque extremadamente ante un conjunto que ha sumado cinco victorias, un empate y una derrota como local esta temporada. Los de Míchel son cuartos y esperan instarse en los dos primeros puestos cuanto antes. Plantilla tienen de sobra para ser considerados como grandes favoritos para las cotas más ambiciosas.

Una crisis institucional sin comparación

La marcha del ovetense es solo un paso más en la deriva institucional del Real Oviedo. Tras más de cinco años desde la llegada del Grupo Carso, la entidad carbayona ha sido incapaz de crear una estructura seria en casi ningún área. Lejos de eso, los tiros al pie son constantes. Todo ello ha derivado en una situación en la que el club no dispone ni de responsable deportivo ni de director general ni siquiera de portavoz.

Federico González, que llegó a la capital asturiana para «poner orden» y cuyo fuerte es la economía y no el fútbol, no ha conseguido enderezar el rumbo del Real Oviedo, participando además en el famoso casting de Madrid que propició que Michu decidiera dar un paso a un lado y salir (otra vez más) del club de sus amores.

Con este panorama, Javi Rozada tiene la difícil misión de aislar a sus futbolistas y seguir compitiendo como hasta ahora dentro del terreno de juego. Pese a la evidente mejoría, los azules están empatados con el descenso y necesitan seguir sumando puntos. La sombra de la 2ªB es muy alargada y tras esta crisis institucional, para nada una locura.

Bajas y cambios frente al Huesca

El míster ovetense no podrá contar para este encuentro con Saúl Berjón y Sergio Tejera. El centrocampista catalán vio ante el Almería su quinta amarilla y debe cumplir sanción. Por su parte, el capitán azul sigue arrastrando molestias y se ha preferido no forzar y evitar un empeoramiento como el que ocurrió la temporada pasada y que le apartó de los terrenos de juego durante bastantes jornadas.

Estas dos ausencias y el potencial del Huesca en su feudo han hecho que Javi Rozada se plantee un cambio radical en su equipo, apostando por primera vez en lo que va de año por una defensa de tres centrales. Un dibujo conocido por su uso en campañas anteriores con Juan Antonio Anquela

La zaga estaría formada por Carlos Hernández, Alejandro Arribas y Christian Fernández, con Juanjo Nieto y Mossa en los carriles. Por delante, Lolo González regresará al once tras su sanción y formará pareja con Edu Cortina. Para la zona de ataque, otra vuelta, la de Marco Sangalli que se unirá a Borja Sánchez y Alfredo Ortuño.

Posibles alineaciones

SD Huesca: Álvaro Fernández; Miguelón, Pulido, Datkovic, Javi Galán; Mosquera, Juan Carlos, Míkel Rico; Raba, Cristo González, Okazaki.

Real Oviedo: Champagne; Nieto, Carlos Hernández, Arribas, Christian Fernández, Mossa; Lolo, Edu Cortina; Sangalli, Borja Sánchez, Ortuño.

Colegiado: Luis Mario Milla Alvendiz, del Comité de Árbitros de Andalucía.

Comentarios

Contra viento y marea