Arnau se enfrenta a una renovación de la plantilla

Hasta diez futbolistas finalizan su vinculación con el Real Oviedo el próximo mes de junio

Saúl Berjón, durante el partido frente al Lugo
Saúl Berjón, durante el partido frente al Lugo

Oviedo

Las urgencias y los objetivos prioritarios se centran en el mercado de invierno, donde el Real Oviedo se juega muchísimo más que otros años. Esta temporada no se trata de reforzar la plantilla para llegar al playoff, sino todo lo contrario. Es necesario encontrar las piezas que faltan para poder escapar del fantasma del descenso. En principio, pocos equipos inmersos en una lucha que pondrá a prueba los nervios del equipo. 

Pero Francesc Arnau tiene otro caballo de batalla a partir de este 1 de enero: la renovación de la plantilla. Ese día, hasta ocho futbolistas serán libres para poder negociar y firmar un contrato con cualquier otro club. En resumidas cuentas, un tercio del plantel actual podría quedar libre el próximo 30 de junio. Michu, exdirector deportivo, admitió que esta situación dejaba «margen de maniobra» para trabajar, pero supone también una gran responsabilidad y disponer de un plan de trabajo. 

En concreto se trata de Alfonso Herrero, Nereo Champagne, Christian Fernández, Omar Ramos, Saúl Berjón, Sergio Tejera, Lolo González e Ibrahima Baldé. Si nos atenemos a lo visto sobre el terreno de juego, la dirección deportiva tiene que hacer frente a la renovación de cuatro titulares indiscutibles esta temporada. 

La tarea podría verse simplificada, eso sí, por las renovaciones automáticas. De estos ocho futbolistas, hay varios que podrían ampliar su vinculación al club carbayón de manera automática al cumplir una serie de objetivos. Champagne y Tejera son los que lo tienen más fácil, mientras que no ha trascendido que Christian, Lolo y Berjón cuenten con esa cláusula en su contrato. Alfonso, Omar e Ibra, por sus habituales suplencias, lo tienen más complicado. 

A estos ocho futbolistas hay que unir los casos de Yoel Bárcenas y Alfredo Ortuño, ambos cedidos esta temporada. En el caso del delantero murciano sí que trascendió una opción de compra el próximo 30 de junio, obligatoria en el caso de ascenso. El panameño es distinto, ya que fue una operación iniciada y finalizada desde México en la que se desconocen los términos y cláusulas del contrato. 

 El caso de los canteranos

El pasado verano, el Real Oviedo anunció la promoción al primer equipo de siete futbolistas del Vetusta. En dos casos puntuales, los de Edu Cortina y Lucas Ahijado, se anunció que renovaban su compromiso con el club de cara a formar parte del primer equipo. Sin embargo, no se especificó la duración de esa nueva vinculación. 

Los que sí tienen contrato en vigor son Jimmy Suárez y Borja Sánchez. Ambos renovaron sus compromisos el curso pasado, alargándolo hasta el verano de 2022. Además, dos futbolistas habituales de las convocatorias de Javi Rozada, Samuel Obeng y Riki Rodríguez, también cuentan con varios años restantes con el Real Oviedo. El delantero ghanés firmó hasta 2021, mientras que el canterano lo hizo hasta 2023, asegurándose la ficha del primer equipo a partir de este próximo verano. 

Comentarios

Arnau se enfrenta a una renovación de la plantilla