Un enero lento y milimétrico

ALFONSO SUÁREZ OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Johannesson Requexon.Johannesson durante el entrenamiento
Johannesson durante el entrenamiento Real Oviedo

El Real Oviedo se encuentra supeditado a que el mercado empiece a moverse para poder cerrar las operaciones deseadas

28 dic 2019 . Actualizado a las 10:31 h.

Muy poco tiempo y muchas operaciones por acometer. Este es el gran problema al que se enfrenta Francesc Arnau en el mercado de invierno. A todo ello hay que añadir que el director deportivo azul no tendrá a priori ninguna facilidad para dar los primeros pasos en enero. Si las entradas están supeditadas al límite salarial, las salidas pueden encallarse durante los primeros días y semanas de 2020.

Pocas horas antes de finalizar el año, solo un futbolista tiene encarrilada su salida de la entidad carbayona. Diegui Johannesson no volverá a vestir la camiseta del Real Oviedo esta temporada. El lateral, ausente del equipo y de las convocatorias desde el 19 de septiembre, está decidido a abandonar la capital del Principado e iniciar una nueva aventura. El internacional islandés ya sabía el verano pasado que no contaba tras la llegada de Juanjo Nieto y la promoción de Lucas Ahijado. Pese a ello, Diegui decidió quedarse tras haber sido protagonista en los primeros partidos de temporada. Una decisión incomprensible por parte de Sergio Egea. La llegada de Javi Rozada le condenó al ostracismo y ahora se encuentra totalmente convencido de aceptar alguna de las ofertas que tiene sobre la mesa. Segunda, Segunda B y alguna liga europea ya han llamado a su puerta. 

Omar Ramos y Joselu, casos complicados

Joselu Moreno y Omar Ramos son las dos grandes operaciones del mes de enero para Arnau. Dos futbolistas que llegaron para formar una base de nivel y que, por diversas circunstancias, no han conseguido demostrar su fútbol. Además, liberar sus fichas supondría una mejoría en el margen de maniobra dentro del tope salarial