La Pizarra: El embudo de Ziganda

Pablo Fernández OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Ziganda y Mosquera se saludan antes del comienzo del partido
Ziganda y Mosquera se saludan antes del comienzo del partido LFP

Analizamos en cinco claves la victoria del Real Oviedo ante el Extremadura

10 mar 2020 . Actualizado a las 13:19 h.

El plan sigue adelante. José Ángel Ziganda no cesa en su empeño de convertir al Real Oviedo en una roca y, como le pasó al Tenerife, el Extremadura no encontró la forma de meter mano al conjunto carbayón. Y esta tiene doble mérito. Lo de Almendralejo igual no era una final, pero se le parecía mucho. Y los azules, de blanco en el Francisco de la Hera, mantuvieron un nivel de concentración e implicación pocas veces visto durante la temporada. Tres puntos que no te salvan, sí. Pero tres puntos que evitan que te hundas.

Convivir con la tensión

Gran ambiente en las gradas, sol y una tensión impactante en cada acción, tanto en el césped como en las tribunas. Te dicen que el partido se juega en mayo y que el que gane asciende a Segunda y cuela perfectamente. El aroma a playoff embriagaba unos primeros minutos en los que no cometer errores cerca del área propia era la premisa principal de ambos equipos.

Despejes contundentes, pocos pases en zona de creación y transiciones rápidas buscando sorprender a la zaga rival. En eso se basaron los primeros diez minutos del partido. Nadie se mostraba en fase ofensiva, pero al mismo tiempo nadie concedía nada a su rival. Y eso fue lo que pasó en el primer tramo del encuentro: nada.